¿Fue representado Jesús como de piel oscura durante el comienzo del cristianismo?

¿Fue representado Jesús como de piel oscura durante el comienzo del cristianismo?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

He visto representaciones de Jesús clasificadas como "arte cristiano primitivo" y en las primeras representaciones de Jesús tenía un tono de piel mucho más oscuro y también vi las primeras "madonnas negras" (la virgen maría de piel oscura y el niño jesús) y estas se remontan al cristianismo primitivo en las tierras europeas dominantes. También se dijo que la representación de Jesús que tenemos hoy en realidad se basa en un retrato de cesare borgia.

¿Hay algún valor histórico para estas declaraciones en cuestión?

Aqui hay unos cuantos enlaces

Por favor, vea estos enlaces de arriba con sinceridad con una perspectiva imparcial y dígame si esto tiene algún peso históricamente.


Primero que nada, hay no representaciones de Jesús hechas por contemporáneos. Eso significa que cualquier representación que encuentre, en cualquier lugar, es más una representación de cómo el artista me sentí como ver a Jesús que un intento de una reconstrucción precisa de los rasgos del hombre.

Para complicar esto, estaban las opiniones iconofóbicas de los primeros judíos (respaldadas por la prohibición de la "imagen esculpida" en los Diez Mandamientos)

Los primeros ejemplos que tenemos son de 2 siglos más tarde, y son los siguientes:

El primero que probablemente sería difícil de argumentar contenía un intento definitivo de representar el color de la piel. El segundo lo describió como realmente no más oscuro de lo que podría lograr un europeo bien bronceado (pero también probablemente consistente con una persona semita de la zona).

Para que nadie se emocione y piense que las representaciones antiguas fueron universalmente bronceadas, aquí hay otra de menos de un siglo después:

Tomó un tiempo para que la representación de pelo largo barbudo "estándar" tomara forma. Según Wikipedia, esto tardó hasta el siglo VI en Oriente y hasta el XII en Occidente.


La representación de Cristo (y otras entidades en el panteón cristiano, y sin duda otras religiones también) tienden a reflejar el trasfondo cultural y racial de la audiencia a la que están destinados y / o el creador.
Por lo tanto, como en los primeros días el cristianismo se limitaba principalmente al Medio Oriente, donde las personas tienen una piel más oscura que en el norte de Europa, tendrían esas características.
He visto representaciones hechas en Indonesia que muestran que todas tienen rasgos malayos, representaciones africanas que muestran piel de color marrón oscuro a negro, etc., etc.
El "estándar" europeo que de hecho escuché se basó en la representación de Borgia, y con el envío a gran escala de sacerdotes alrededor del mundo desde Europa en la era colonial probablemente influyó al menos en algunas representaciones en otros lugares.


Bueno, uno no debería sorprenderse necesariamente por la representación de Jesús como una figura de piel más oscura durante los primeros años del cristianismo. Recuerde, Jesús era del Medio Oriente y sus primeros seguidores… eran del Medio Oriente. Si uno va a ver la iconografía de varias iglesias de Oriente Medio y del Mediterráneo Oriental que datan de la Alta Edad Media, normalmente verá un Jesús moreno y de tez más oscura. Una vez más, esto no debería ser una sorpresa.

La imagen de Jesús se ha expresado de manera diversa durante casi 2 milenios, debido a la aparición gradual del cristianismo en el escenario mundial. Sin embargo, a pesar de las imágenes de siglos de antigüedad y diversidad en todo el mundo, solo había un Jesús histórico, que era de origen étnico-racial del Medio Oriente y, a su vez, habría tenido una apariencia cromática única que era común dentro de esa región en particular.


Jesús de Nazaret fue un personaje histórico, por todo lo que se conoce hoy. Era un judío galileo, nacido en Nazaret. Su padre era carpintero, y Jesús posiblemente tenía la misma ocupación, porque era costumbre aprender la profesión del padre. Probablemente no se elevó mucho por encima de su padre económicamente. Por pasar tiempo al aire libre bajo el sol de Oriente Medio, su piel podría haberse oscurecido.

No hay ninguna razón para llamarlo de piel oscura, aparte de lo que hizo el sol. Dado que sus padres eran judíos de Galilea, la teoría de la probabilidad dice que eran como la mayoría de los judíos de Galilea. Y la mayoría no parecía africana.


Jesús fue representado como de piel oscura durante el comienzo del cristianismo - Historia

Publicado en 21/05/2007 6:12:31 AM PDT por Alex Murphy

Los investigadores sugieren que Jesús pudo haber sido un descendiente de viajeros en el tiempo extraterrestres con apariencia de humanos negros. De hecho, los cristianos habían descrito a Jesús como negro, hasta que el establecimiento de la iglesia fue tomado por una ideología racista latente. Jesús fue esencialmente "blanqueado" para igualar la pigmentación de la piel de las camarillas de élite de Europa que buscaban esclavizar a los pueblos de ascendencia africana. Al blanquear a Jesús, las camarillas de élites de Europa intentaron manipular a los pueblos africanos para que adoraran a los conquistadores.

Pero puede preguntar, ¿qué importa realmente si Jesús era negro, blanco o filipino? Importa, porque los investigadores sugieren que toda la imagen aparente y el propósito de Jesús, incluida fundamentalmente la pigmentación de su piel, fue reconstruida, como base para un contexto más amplio de engaño masivo.

De hecho, la forma en que se aprecia a Jesús podría verse como un contexto axiomático de engaño masivo en la historia humana. Fue diseñado socialmente para engañar a la humanidad en su curso predominante de autodestrucción. La imagen de Jesús se utilizó para crear una religión organizada, que luego se utilizó para crear gobiernos occidentales con vínculos históricos con el cristianismo moderno.

El poder de estas instituciones se utilizó luego para difundir Imperios opresivos, lo que condujo al nacimiento y desarrollo de los intereses de las Grandes Empresas, que ahora operan como parte de un complejo militar-religioso-político-industrial globalizado.

La imagen disimulada de Jesús, (como un "salvador" blanco e "hijo de Dios", que a su vez supuestamente creó a los seres humanos a "la propia imagen de Dios"), se utilizó para construir el sistema capitalista global. Las élites del cristianismo utilizaron nociones de acompañamiento de & quotsin & quot y dogma para ayudar a acorralar a las personas como ovejas, a adorar lo que los discípulos gnósticos de Jesús denominaron el & quot; falso Dios & quot, que está asociado con una conciencia demoníaca.

La investigación sugiere que los supuestos ancestros extraterrestres de Jesús, estaban al tanto del curso destructivo de la Tierra, que continuó durante la era del Antiguo Testamento, supuestamente viajó atrás en el tiempo, como un intento de inspirar espiritualmente a la humanidad de la Tierra como "maestros", fuera de su curso de autodestrucción. .

Esta alegación metahistórica afirma que Jesús, que fue citado por los gnósticos afirmando que "vino del cielo", es un extraterrestre del sistema estelar de Sirio, aproximadamente dentro de 1000 años (3000 años antes de su tiempo lineal documentado en la Biblia). . Su supuesta misión era inspirar espiritualmente a los humanos Encadenados de una manera que despertara su curación psico-cinética humana y otras habilidades espirituales relacionadas. Cuando esto ocurrió, se alega además que los extraterrestres manipuladores también viajaron a través del tiempo para explotar y oprimir a la humanidad. Esto aparentemente fue ejecutado por manipulaciones genéticas y otros.

La supuesta misión de Jesús, como lo indican los supuestos contactos con los mensajeros éticos extraterrestres, era intentar sanar sus propias líneas de tiempo reparando los intentos de los extraterrestres manipuladores de manipular y explotar el tiempo-espacio y la conciencia en nuestro universo.

Los seres humanos que afirman haber tenido contacto con extraterrestres éticos alegan además que "en el futuro, hay poblaciones de seres humanos que están en el mismo nivel de despertar espiritual que Jesús, o incluso más alto". Estos contactados humanos alegan que `` lo que está sucediendo ahora se considera historia galáctica real, eventos que han sucedido y sucederán, ya que de lo único que estamos hablando es de viajes en el tiempo ''.

El supuesto testimonio ético extraterrestre sugiere que, como sirio, Jesús no es de cuerpo blanco sino de una raza azul extraterrestre, que en la Tierra hoy se conoce como la raza negra. Estos supuestos contactos extraterrestres afirman además que la raza humana negra es la suprema. razas guardianas de todos los sistemas estelares conocidos en nuestro reino e incluso en la Tierra.

Además, "la raza negra es conocida como la raza espiritual mayor o cuidadora del universo y los planetas". Todas las demás razas humanas son llamadas la raza cuidadora humana hermana menor del universo y los planetas ''.

"Los Sirios son la raza y especie humana más antigua y cualquier otra raza humana o sistema estelar se llama raza hermana además del sistema Vegan Star, el origen de la especie humana y la civilización", alegan los contactados de Ethical Extraterrestrial.

TEMAS: Historia Otra religión cristiana y ciencia Escépticos / buscadores
PALABRAS CLAVE: Navegación: utilice los enlaces a continuación para ver más comentarios.
primero 1-20, 21-31 siguiente último


Satanás de piel oscura tiene una larga historia

(RNS) Cuando algunas personas comenzaron recientemente a cuestionar si el personaje de Satanás en la miniserie "La Biblia" se parecía al presidente Obama, otros plantearon una pregunta más amplia: ¿Por qué Satanás necesita tener la piel oscura?

Los historiadores y expertos religiosos dicen que la controversia apunta a una tradición centenaria en la que la oscuridad es mala y la luz es buena.

"Es solo una parte integral de los estereotipos y la codificación de oscuro y negro, particularmente de ascendencia africana, como algo negativo en la cultura popular estadounidense", dijo la reverenda Paula Matabane, ministra episcopal metodista africana y profesora asociada de televisión y cine en Universidad de Howard.

Scott Poole, autor de "Satanás en América: El diablo que conocemos", dice que la vinculación de Satanás y la raza es anterior a la historia estadounidense.

El folclore europeo describía a Satanás como un hombre negro, y los puritanos importaron estas nociones y las plantearon durante los juicios de brujas de Salem de la década de 1690.

"Esa es una idea que los puritanos trajeron de Inglaterra a Nueva Inglaterra", dijo Poole. "De hecho, tenían una tendencia a identificar a todos los demás raciales con poderes satánicos, control satánico".

Roma Downey y Mark Burnett, los esposos productores ejecutivos de la miniserie del canal History que concluye el domingo de Pascua (31 de marzo), rechazaron rápidamente la comparación de Obama, calificándola de "una distracción tonta" y señalando su "mayor respeto" por el presidente.

"La serie fue producida con un elenco internacional y diverso de actores respetados", agregó History Channel en un comunicado. "Es lamentable que alguien haya hecho esta conexión falsa".

Los escritores de entretenimiento notaron que los maquilladores hicieron que el actor marroquí Mohamen Mehdi Ouazanni se viera más oscuro de lo que suele ser, y uno comparó su rostro habitual con el de Omar Sharif o David Niven.

Stephen Thorngate, editor asociado de Christian Century, fue un comentarista que dijo que el alboroto sobre Obama "no es el punto".

"Simplemente no le des una piel clara al chico bueno definitivo y una piel más oscura al chico malo definitivo", dijo. "Hemos recorrido ese camino muchas veces antes".

El columnista de Time James Poniewozik señaló que la Biblia carece de descripciones de Satanás, al igual que no se detiene en el color de la piel de Jesús.

"Tenían o no la intención de hacer que Satanás se pareciera a Obama, tenían la intención de convertirlo en un hombre del saco envuelto en la oscuridad", escribió. "Y ese es el verdadero pecado aquí".

Mucho antes de que Obama se convirtiera en el primer presidente negro de la nación, los teólogos supremacistas blancos a fines del siglo XIX afirmaron que el diablo era negro.

"En ese tipo de marca de la supremacía blanca estadounidense, incluso el tentador en el Jardín del Edén es referido como un hombre o mujer africana que no tiene alma", dijo Edward Blum, coautor de "El color de Cristo".

Avanzando un siglo, hay otro ejemplo de Hollywood de un personaje bíblico negativo: el actor afroamericano Carl Anderson interpretó el papel de Judas en la película de 1973 "Jesucristo Superstar".

"Eso causó mucha controversia", dijo Blum, cuyo libro destacó las protestas de los bautistas negros que estaban molestos porque el traidor de Jesús fue representado como un hombre negro.

Robert Thompson, profesor de televisión y cultura popular en la Universidad de Syracuse, dijo que el papel de Anderson era una "excepción" para las representaciones de Judas en Hollywood. Pero los actores blancos tienden a ser elegidos como los que se considerarían los buenos de la Biblia.

"Ha habido una tradición de que muchos de los héroes de la Biblia han sido interpretados por estadounidenses europeos de piel clara, incluido a menudo Jesús, que se parece mucho a haber venido del norte de Europa que de Israel", dijo.

En 2004 "La Pasión de Cristo" de Mel Gibson, Satanás fue representado como una figura albina andrógina. "Creo que el diablo es real, pero no creo que aparezca con demasiada frecuencia con cuernos, humo y una cola bifurcada", dijo Gibson a Christianity Today.

Cain Hope Felder, profesora de lengua y literatura del Nuevo Testamento en la Universidad de Howard, dijo que la representación de Satanás en la miniserie reciente fue decepcionante dadas las representaciones más multiculturales de figuras bíblicas vistas en las últimas décadas.

Fue el editor general de la Biblia de la herencia africana original, que en 1993 incluía imágenes de Jesús y sus discípulos como personas de color. Eso fue seguido en 1999 por la Edición Jubileo Afroamericana de la Santa Biblia, que incluye representaciones de un Jesús negro en la cruz y en los brazos de María.

"Es lamentable que los productores de este programa hayan cometido este terrible error", dijo Felder. "O deberían haber sacado a Satanás de la pantalla por completo y solo tener una voz o algo así. O si lo vas a usar, ciertamente no debería haber sido negro".


Un nuevo libro argumenta que Jesús probablemente fue desfigurado

Como la figura más pintada del arte occidental, Jesús es representado principalmente como un hombre hermoso e imponente con lujosos mechones largos y ojos soñadores, a menudo azules.

Si bien sabemos por la investigación de los restos óseos de hombres encontrados en el área & # 8212 conocida durante la época de Jesús como Judea & # 8212, esta imagen de él es probablemente falsa, sin embargo, preferimos creer que su apariencia física coincidía con su indiscutible carisma.

Pero un nuevo libro del historiador británico, la profesora Joan Taylor, titulado & # 8220 ¿Cómo se veía Jesús? & # 8221, explora la controvertida teoría de que el Nazareno fue menos que bendecido en el departamento de apariencia e incluso puede haber sido desfigurado.

Taylor, del King's College de Londres, estudió documentos históricos que se remontan a la vida de Cristo y concluyó que la falta de descripciones de su rostro en la Biblia en comparación con otras figuras, como Moisés y David, cuyas miradas son celebradas, dice mucho.

De hecho, la única descripción física de Cristo antes de su crucifixión es una línea en el Libro de Isaías, que dice: "No tenía belleza ni majestad para atraernos a Él, nada en Su apariencia que lo desee".

Alvise Vivarini & # 8217s & # 8220 La bendición del Salvador & # 8221 Getty Images

Ella cree que Jesús tenía "probablemente alrededor de [cinco pies y cinco pulgadas] de altura, algo delgado y musculoso, con piel marrón oliva, cabello castaño oscuro a negro y ojos castaños".

Eso concuerda con los hallazgos de los antropólogos forenses que han colocado a Cristo entre 5 pies, 1 pulgada y 5 pies, 6 pulgadas y un peso de entre 127 y 141 libras.

Las conclusiones de Taylor se extraen tanto de los restos óseos de hombres enterrados en la región, residentes de Judea como de los que vivían en Egipto.

"En términos de una paleta de colores, piense entonces en cabello castaño oscuro a negro, ojos castaños profundos, piel marrón oliva", escribió en el Irish Times. “Jesús habría sido un hombre de apariencia del Medio Oriente. Lo que he aprendido es que los judíos de esta época eran biológicamente más cercanos a los judíos iraquíes del mundo contemporáneo ".

Aunque reconoce los estrechos vínculos entre Judea, Europa, Sudán y Etiopía, Taylor argumenta en su libro que debido a que los judíos tendían a casarse solo entre ellos, es más probable que Jesús se pareciera a los hombres representados en el arte funerario egipcio que a los que procedían de Europa. o Etiopía.

El autor dice que, dado que Jesús trabajó al aire libre como carpintero hasta los 30 años, es razonable suponer que era más musculoso y estaba en mejor forma física que el hombre esbelto que aparece en las pinturas occidentalizadas.

Su rostro probablemente tenía una apariencia curtida por la exposición a los elementos, lo que lo hacía parecer mayor de lo que era.

Una de las afirmaciones más controvertidas que hace Taylor en su libro, además de desafiar la idea de que Jesús era guapo, es la probabilidad de que estuviera desfigurado de alguna manera.

Ella señala que era posible que Jesús tuviera cicatrices de su trabajo con la madera porque los artesanos de la época eran susceptibles a lesiones y la desfiguración corporal casi habría sido la norma.

Los brazos rotos no se habrían asentado correctamente y las cojera y las lesiones oculares habrían sido algo común.

No es la primera vez que los eruditos han desafiado la veracidad del Jesús rubio, de ojos azules y de piel pálida, representado y popularizado en la cultura europea posterior.

En 2015, Richard Neave, un artista médico retirado de la Universidad de Manchester, utilizó evidencia forense y arqueológica para reconstruir el rostro de Jesús.

El resultado fue una impresionante escultura de un hombre moreno de Oriente Medio que ha sido reconocido por los expertos como el retrato más preciso hasta ahora del hijo de Dios.

Neave y su equipo de investigación utilizaron cráneos semitas recolectados por arqueólogos israelíes para crear una reconstrucción generada por computadora de cómo podría haber sido Jesús.

El equipo de Richard Neave & # 8217 creó esta imagen de Jesucristo generada por computadora. Sygma a través de Getty Images

Neave concluyó que Jesús se parecía mucho a cualquier otro hombre de la época porque la Biblia dice que justo antes de la crucifixión, Judas Iscariote tuvo que señalar a Jesús a sus soldados porque no podían distinguirlo de sus discípulos.

"Hice un molde de yeso del cráneo, lo que me da algo en lo que trabajar", dijo Neave a la BBC.

“Luego le puse arcilla y, usando medidas de tejidos blandos, construí la anatomía de la cara”, dijo. "Inevitablemente, hay algunas áreas en las que hay que especular, sobre todo si faltan partes del cráneo".

Neave y su equipo concluyeron que Jesús probablemente tenía ojos, cabello y piel oscuros, medía alrededor de 5 pies de alto, con cabello corto y barbudo en la tradición judía.


Por qué es importante el color de piel de Jesús

Después de una de mis conferencias recientes, un estudiante universitario cristiano se me acercó y me preguntó si los negros se sienten incómodos con el hecho de que Jesús es blanco. Respondí, & ldquoJesús no es blanco. El Jesús de la historia probablemente se parecía más a mí, una mujer negra, que a ti, una mujer blanca.

No me sorprendió la suposición de este estudiante de que Jesús era de ascendencia europea, o la certeza con la que ella lo dijo. Cuando estoy en espacios cristianos de Estados Unidos, encuentro esta suposición tan a menudo que he llegado a creer que es la suposición predeterminada sobre la apariencia de Jesús. De hecho, el Jesús blanco está en todas partes: un Salvador blanco de 30 pies de altura se encuentra en el centro de la Universidad de Biola y el campus de rsquos. millones de espectadores. En la mayor parte del mundo occidental, Jesús es blanco.

Mientras que Cristo el Señor trasciende el color de la piel y las divisiones raciales, el Jesús blanco tiene consecuencias reales. Con toda probabilidad, si cierra los ojos y se imagina a Jesús, se imagina a un hombre blanco. Sin intención o conciencia consciente, muchos de nosotros nos hemos convertido en discípulos de un Jesús blanco. El Jesús blanco no solo es inexacto, sino que también puede inhibir nuestra capacidad de honrar la imagen de Dios en personas que no son blancas.

Jesús de Nazaret probablemente tenía una tez más oscura de lo que imaginamos, no muy diferente a la piel aceitunada común entre los habitantes del Medio Oriente hoy en día. El erudito bíblico de Princeton, James Charlesworth, llega a decir que Jesús era "muy probablemente marrón oscuro y bronceado por el sol". Las primeras representaciones de un Jesús adulto lo mostraban con un "tinte oriental" y una tez morena. Pero en el siglo VI, algunos bizantinos.

Para seguir leyendo, suscríbete ahora. Los suscriptores tienen acceso digital completo.

¿Ya eres suscriptor de CT? Inicie sesión para obtener acceso digital completo.

¿Tienes algo que agregar sobre esto? ¿Ves algo que nos perdimos? Comparta sus comentarios aquí.


¿El verdadero rostro de Jesús? Descubrimiento en una antigua iglesia en ruinas desafía las percepciones modernas

¿Era negro? ¿Marrón? ¿Blanco? ¿Tenía el pelo largo o corto? ¿Tenía barba o no? La imagen de Jesucristo grabada en nuestras mentes ha sido puesta en duda por un nuevo descubrimiento.

Pueblo italiano que tenía el prepucio de Jesús. Vídeo: Silvia Marchetti.

Pueblo italiano que tenía el prepucio de Jesús. Video: Silvia Marchetti

Salvator Mundi es una pintura de Jesucristo de Leonardo da Vinci, realizada alrededor del 1500 DC. Nueva evidencia sugiere que el Jesús histórico no se parecía en nada a esto. Fuente: Suministrado

El rostro de Jesucristo que conocemos es una fantasía. Es una imagen adaptada y refinada a través de siglos de arte y política.

Ahora, un nuevo descubrimiento ha encendido un nuevo debate sobre cómo podría haber sido realmente el personaje en el centro de la Biblia y el Nuevo Testamento.

Se encontró en una pared en ruinas en el sitio de la antigua ciudad de Shivta, en Tierra Santa y el desierto de Nagev,

Está muy erosionado. Pero aún se pueden distinguir varias formas de lo que queda de la iglesia de 1500 años.

Es una escena familiar para los estudiosos de la escuela dominical de todo el mundo: Cristo es bautizado en el río Jordán.

Pintado unos 500 años después del evento que representa, un contorno muestra a un hombre de cabello rizado, facciones largas, ojos grandes y una gran nariz semiautomática.

La iglesia del norte es una de las tres iglesias antiguas de la ciudad desértica de Shivta, en el sur de Israel, que se cree que se construyeron entre los siglos IV y VI d.C. Imagen: Dror Maayan / Universidad de Haifa Fuente: Suministrado

Los historiadores dicen que la ciudad de Shivta se estableció durante el siglo I d.C. como una escala de caravanas para los peregrinos cristianos que viajaban al monasterio de Santa Catalina en el Sinaí. Pero, en el siglo IX, había decaído y había sido abandonado.

Solo una parte de esta iglesia de Shivta sobrevive. Una parte es el baptisterio, un rincón reservado para el sagrado ritual cristiano.

Un equipo israelí que excavó el sitio tomó fotos de los restos muy erosionados de la pintura que decora ese espacio. Fueron publicados en la revista Antiquity.

Si bien los registros de la pintura datan de la exploración del sitio en la década de 1920, & # x201C si no & # x2019t tienes una buena cámara y un buen fotógrafo, nada será visible & # x201D Maayan-Fanar.

Es una de las únicas representaciones de Jesucristo en Tierra Santa que data de esa época.

El fragmento es parte de una escena mucho más grande del bautismo de Cristo, que incluye un personaje más grande identificado como Juan el Bautista. Solo un cuidadoso estudio futuro revelará más detalles, si sobreviven.

¿Es más probable que este recuerdo de Cristo y la aparición del siglo VI, que se encuentra en la propia Tierra Santa, sea más exacto?

& # x201C Sería maravilloso, pero ¿cómo lo sabríamos? & # x201D, dice el historiador del arte de la Universidad de Haifa en Israel Maayan-Fanar, quien descubrió la imagen.

Solo la luz adecuada o las fotografías de alta resolución pueden revelar detalles del retrato de Jesús muy erosionado, que se cree que fue pintado en el siglo VI d.C. Imagen: Dror Maayan / Emma Maayan-Fanar Fuente: Suministrado

Los historiadores del arte dicen que la representación de Cristo con el pelo corto era común en los inicios del Imperio Bizantino Oriental & # x2014, que incluía Egipto, Palestina y Siria.

Pero, finalmente, esta percepción se vio abrumada por las nuevas obras de arte del oeste bizantino que presentaban el cabello largo bien arreglado que sigue siendo una característica destacada de sus retratos incluso hoy en día.

Las características físicas del & # x2018hijo de Dios & # x2019 se han dejado durante mucho tiempo a la imaginación artística y cultural.

No sobreviven descripciones de la apariencia física de Cristo en la colección de cuentos examinados reunidos en lo que ahora sabemos que es la Biblia en el 367 d.C. Y, sin embargo, tal es el poder de la imagen moderna ahora adjunta a su identidad que es instantáneamente reconocible.

Cabello negro largo y ondulado. Ojos azules penetrantes. Piel pálida. Una barba corta y recortada. Batas largas con mangas holgadas.

Nada de esto es exacto. Pero es un ejercicio poderoso para establecer una & # x2018brand & # x2019 fácilmente identificable.

& # x201C Hubo muchas razones por las que Jesús fue retratado en lo que se ha convertido en el estándar mundial, y ninguna de ellas tenía que ver con preservar la precisión histórica & # x201D Profesora de Orígenes Cristianos Joan Taylor, autora de ¿Qué aspecto tenía Jesús? .

Si bien admite que Tierra Santa en ese momento era un centro de comercio entre Judea, Europa, Egipto, Sudán y Etiopía, era una práctica que los judíos devotos se casaran solo dentro de sus propias comunidades. Esto significa sus rasgos

Basado en el análisis de esqueletos de la región que datan del siglo I d.C., el profesor Taylor concluye que Jesús tenía & # x201C probablemente alrededor de 166 cm (5 pies y 5 pulgadas) de alto, algo delgado y musculoso, con piel marrón oliva, cabello castaño oscuro a negro. y ojos marrones. & # x201D

& # x201C Para mí, la apariencia de Jesús no se trata solo de carne y huesos. Después de todo, nuestros cuerpos no son solo cuerpos. En cambio, se trata de los símbolos sociales y los mensajes de identidad percibidos por los espectadores del arte a lo largo de los siglos.

El profesor de Estudios Bíblicos y Religiosos MJC Warren de la Universidad de Sheffield argumentó un punto similar, afirmando que una reconstrucción de la BBC que mostraba a un hombre de cabello oscuro, piel morena y ojos marrones con un rostro curtido era una aproximación mucho más cercana que la de la cultura común. .

Una pintura que muestra a Cristo curando al paralítico, que se encuentra en la iglesia de Dura Europos y que data aproximadamente del 235 d.C. Fuente: Suministrado

Warren señala que ni siquiera los propios seguidores de Jesucristo estuvieron siempre seguros de su identidad. En el Evangelio de Juan, María confunde a Jesús con un jardinero. Después de la resurrección, sus discípulos & # x2014 que están pescando & # x2014 no reconocen a Cristo cuando se les aparece.

Y, en Mateo, el rostro de Jesús solo se describe como & # x2018brillante & # x2019 cuando habla con Moisés y Elías.

Entonces, tal vez no toda esa extraña historia no haya dejado una descripción clara de Jesús el hombre.

Las representaciones de Cristo más antiguas que se conocen provienen de pinturas y tallas hechas para decorar los ataúdes y las catacumbas en las que se encontraban.

Fueron hechos unos 200 años después de su muerte.

Uno de los mejores, dice la Sra. Warren, se encuentra en la iglesia siria de Dura Europus. Muestra a Jesús sanando a un paralítico.

& # x201C Si bien es difícil ver los detalles faciales, este Jesús tiene el pelo corto y está bien afeitado, & # x201D, dice.

Y esto es evidencia de que su imagen dice más sobre sus espectadores que sobre el hombre mismo.

La apariencia de & # x201CJesus & # x2019 revela mucho sobre cómo los retratos de él comienzan a funcionar en las comunidades cristianas primitivas, & # x201D, dice. & # x201C Jesús lleva una prenda típica de los hombres romanos: una túnica con palio. Por lo general, se representa a Jesús, independientemente de sus rasgos faciales, como conforme a las expectativas romanas sobre la apariencia de los hombres virtuosos. & # X201D

El Cristo tal como lo vemos ahora comenzó a emerger en el siglo VI, como en un ícono sobreviviente del Monasterio de Santa Catalina & # x2019s en Sinaí.

& # x201C Podemos ver claramente la tradición emergente de representar a Jesús con el pelo más largo, la piel pálida y la barba. Aquí también está vistiendo la prenda de color marrón oscuro típicamente asociada con las comunidades monásticas, lo que ilustra los valores cambiantes imbuidos en las representaciones de Jesús.

& # x201Una de las principales cosas que podemos sacar de estas primeras imágenes de Jesús es que se imagina que la apariencia de & # x2026 Jesús & # x2019 coincide con las expectativas sociales de cómo deberían verse las personas. & # x201D

Cristo Salvador (Pantokrator), icono encáustico del siglo VI del monasterio de Santa Catalina, en el monte Sinaí. Fuente: Suministrado

LA ROPA HACE AL HOMBRE

No solo el rostro de Cristo es problemático.

El atuendo de & # x201CJesus & # x2019 habría estado muy lejos de la representación de da Vinci & # x2019s La Última Cena & # x201D, dice el profesor Taylor.

Tales características del Jesús moderno se han creado para adaptarse a lo poco que dice la Biblia sobre el hombre.

Están sus zapatos. Los libros de Mateo, Marcos y Juan dicen claramente que Jesucristo usó sandalias. El profesor Taylor dice que han sobrevivido ejemplos de estos de la época.

& # x201C Hay (otros) detalles incidentales & # x201D, agrega. & # x201C De la Biblia (por ejemplo, Marcos 6:56) puedes descubrir que llevaba un manto & # x2014 un chal grande (& # x201Chimation & # x201D en griego) & # x2014 que tenía borlas, descritas como & # x201Cedges & # x201D un tallith claramente judío en la forma que tenía en la antigüedad. & # x201D

Por lo general, este habría estado hecho de lana. Y los hombres de la época los preferían sin teñir, comenta el profesor Taylor. Pero, en verdad, podría haber sido grande, pequeño, grueso, delgado, de colores brillantes & # x2014 o suave.

El Libro de Mateo dice que Cristo & # x2019s vestidos & # x2018 se volvió blanco como la luz & # x2019 durante la Transfiguración en la montaña con Elías y Moisés.

El apóstol Juan agrega que la túnica de Cristo estaba hecha de una sola pieza de tela.

& # x201C Eso & # x2019 es extraño, porque la mayoría de las túnicas estaban hechas de dos piezas cosidas en los hombros y los lados & # x201D, dice el profesor Taylor. & # x201CO Las túnicas de una pieza en la Judea del primer siglo eran normalmente ropa interior fina o ropa de niños. No deberíamos pensar en la ropa interior contemporánea, pero usar una sola pieza por sí solo probablemente no sea una buena forma. Fue extremadamente básico. & # X201D

Además, el libro de Marcos relata una historia de Cristo criticando a aquellos que vestían túnicas largas tendían a ser ricos y algo impresionados por su propio atuendo.

Una imagen proyectada a tamaño real de "La Última Cena", con la interpretación de Cristo de Leonardo Da Vinci en el centro. Imagen: AFP Fuente: AFP

Los teólogos a menudo discuten sobre su significado. Pero las historias bíblicas tienden a representar a Cristo como un campeón de los pobres.

& # x201C Tal vez no sea sorprendente, entonces, que un erudito llamado Celso recordara a Jesús con un aspecto lamentable, escribiendo a mediados del siglo II, en un tratado contra los cristianos, & # x201D, sostiene el profesor Taylor.

& # x201CCelsus hizo su tarea. Entrevistó a gente, y & # x2014 como nosotros & # x2014 estaba bastante interesado en cómo era Jesús. De los judíos y de otras personas a las que preguntó, escuchó que Jesús & # x2018 deambulaba de la manera más vergonzosa a la vista de todos & # x2019 & # x2026 Desde la perspectiva de personas respetables, podemos suponer entonces que Jesús se veía relativamente rudo. & # X201D

Desaliñado. Desaliñado. En ropa interior.

& # x201CI dudo que su cabello fuera particularmente largo como se muestra en la mayoría de las obras de arte, dadas las normas masculinas de la época, pero seguramente no estaba bien cuidado & # x201D, dice el profesor Taylor. & # x201C Usar una túnica básica que otras personas usaban como prenda interior encajaría con Jesús & # x2019 desapego con respecto a las cosas materiales & # x201D.

Así como los predicadores modernos tienen que vestirse para impresionar a sus audiencias, también lo hizo el Cristo histórico, argumenta.

Y su audiencia de entonces era muy diferente a la de ahora.

“This, to me, is the beginning of a different way of seeing Jesus, and one very relevant for our times of massive inequality between rich and poor, as in the Roman Empire Jesus aligned himself with the poor and this would have been obvious from how he looked.

“The appearance of Jesus matters because it cuts to the heart of his message. However he is depicted in film and art today, he needs to be shown as one of the have-nots his teaching can only be truly understood from this perspective.”


Was Jesus Ugly? The Early Church Thought So

We don’t know how tall he was, if his nose was crooked, what his hair was like, or if he had smooth skin.

Musgo de candida

W hat do you imagine when you picture Jesus? Do you picture a fair-skinned man with flowing light brown hair in a white caftan? Do you try to be more historically accurate and imagine him as a Middle Eastern man with tanned or dark skin, dark hair, brown eyes, and perhaps a beard? Or do you envision a balding man with a monobrow, hunchback, and patchy beard who stood about four and a half feet tall? If you picked the last option then, congratulations, your perspective aligns with that of the early church. While most artists and modern filmmakers portray Jesus as dreamy, ancient Christians seem to have thought that he was pretty ordinary-looking if not, in their estimation, downright ugly.

Though scholar Joan Taylor has written an excellent book on the subject, we do not know what Jesus actually looked like. The Bible tells us absolutely nothing about Jesus’s facial features. The only real interaction with or discussion of his body comes after he is resurrected from the dead when the Apostle Thomas says that he wants to put his hand on the marks of the crucifixion. And that’s it. We don’t know how tall he was, if his nose was crooked, what his hair was like, or if he had smooth skin. We know a little bit about his fashion sense—he advises against wearing flowing robes in Mark 12—and his face shone brighter than the sun during the transfiguration. But there’s nothing that would lead you to swipe left or right on his profile.

What’s strange about this is that the ancient Greeks and Romans were somewhat looks-obsessed: they provide us with wildly racist handbooks that use bodily characteristics to determine and dissect a person’s character. According to these and broader consensus, you could tell the kind of person you were dealing with from their appearance. The Roman Emperor Augustus is described by his biographer Suetonius as “unusually handsome” even though “he cared nothing for personal adornment” and his eyes were so clear and bright it was almost as if they had a certain divine power. The Emperor Otho, who ruled for a mere handful of months, was less fortunate. Suetonius pictures him as unmanly and effeminate: he was “splay-footed and bandy-legged,” wore wigs to conceal his receding hairline, and spent a lot of his time depilating his body and admiring himself in a mirror.

Descriptions of a person’s physical appearance could go far beyond just the color of their hair, eyes, and skin. Everything from the tenor of a person’s voice to the way that they carried themselves was up for debate. Plutarch tells us about how Alexander the Great smelled: he had a “very pleasant odour [that] exhaled from his skin” and filled his garments. In a world without deodorant this is quite an advantage. A description of a self-emancipated third century slave refers to both his honey-colored skin and the fact that he walks around like a bigshot “yapping in a shrill voice.” Dr. Robyn Faith Walsh, assistant professor of New Testament and Early Christianity at University of Miami, told The Daily Beast that “it was normal and quite expected across a variety of literary genres to describe the physical appearance of central figures” so it is “very strange” that no one tells us what Jesus looked like.

Walsh told me that there are a variety of explanations for this. Perhaps the evangelists didn’t depict Jesus because in Judaism you don’t describe the appearance of a God or perhaps they didn’t know what he looked like. The problem with these explanations, she said, is that there are exceptions: “We have examples of art in which the Jewish God is depicted [and] many ancient authors were happy to describe their subjects absent ‘eyewitness’ knowledge. And, since the gospel writers were still bound by the conventions of imperial writing, you might think that they would offer this kind of detail even if that detail were fanciful on their part.”

The earliest Christian artwork from third and fourth century Syria and Rome shows Jesus as youthful, clean-shaven, and holding a staff. In many of these he just looks like a traditional Roman male. All of these images are stylized depictions of what certain kinds of men (e.g. philosophers) looked like so they don’t tell us much about Jesus himself. An apocryphal story tells us that Pontius Pilate painted a portrait of Jesus but this almost certainly didn’t happen and we don’t have the portrait even if it did.

Writing in the third century, the church father Origen seems to have thought that Jesus was ugly. He writes that Isaiah prophesied that Jesus would arrive “not in comeliness of form, nor in any surpassing beauty.” Origen, like the second century authors Justin Martyr and Irenaeus, were using Isaiah 53:2-3 which predicted that the Messiah would be unattractive so that people not “desire him.” In other words, he was a bit funny-looking because an attractive Messiah might be distracting to his followers. Other Christian writers like Clement of Alexandria gave, Walsh said, “the ancient equivalent of ‘he’s got a great personality’” argument. At best, outgoing President Trump might say, he’s a 4.

A Christian addition to the writings of the first century Jewish historian Josephus provides a much fuller description. The fragmentary insertion reads that Jesus “was a man of simple appearance, mature age, dark skin, short growth, three cubits tall (four and a half feet), hunchbacked, with a long face, a long nose, eyebrows meeting above the nose, so that the spectators could take fright, with scanty hair… and an underdeveloped beard.”

In both ancient and modern contexts some of these physical features are widely held to be undesirable. Even though these traits are fundamentally neutral—there’s nothing good or bad about eyebrows that meet—they are interpreted as signs of ugliness, goodness, or even moral superiority depending on the context. Ancient people discriminated just as we do but the question is, why would ancient authors choose to describe Jesus as culturally undesirable?

It’s worth noting that Jesus isn’t the only famous ancient teacher who is described in this way. Aesop, the enslaved man responsible for the fables we still read to our children, and Socrates, the famous philosopher, were both described as unattractive. Aesop receives particularly harsh treatment he had “loathsome aspect… [was] potbellied, misshapen of head, snub-nosed, swarthy, dwarfish, bandy-legged, short-armed, squint-eyed, liver-lipped—a portentous monstrosity.” The Apostle Paul was, similarly, described as balding, sporting a unibrow, and bandy-legged but despite all of this was still quite a hit with the ladies.

Despite their ableism and racism, descriptions like this work by showcasing the personal charisma and brilliance of the speaker: Aesop, Socrates, Paul, and Jesus have left remarkable legacies behind them and we can be sure that their success was unrelated to their appearance. In the case of religious figures like Jesus and Paul their unattractiveness helped protect their followers from the dangers of sexual attraction. As Jennifer Eyl has written about Paul’s relationship with his female disciple Thecla, Paul and Thecla never look at each other because of the risk that they might fall in love.

Over time, however, people grew dissatisfied with the idea of an ugly Jesus. A 15th century version of an apocryphal text called the Letter of Lentulus, which was attributed to a member of the Roman senate, changes the description of Jesus quite radically. Jesus is described as having “ripe hazel-nut” hair that falls into something like a curly bob, he has clear skin “without wrinkle or spot,” and “abundant” facial hair with a perfectly shaped nose and mouth, bright eyes, and beautiful hands and arms.

Now-beautiful Jesus got ripped during the 19th and 20th century when the frail and emaciated Jesus of the crucifixion began to fall from favor. Walsh links this shift to the rise of Muscular Christianity and the idea that industrialization was making life too easy on people. Muscular Christianity introduced sports and physical fitness into churches and society at large through the YMCA. This lays the groundwork for modern cinematic depictions of Jesus in which Jesus is pretty attractive. To be sure, movies have a tendency to make everyone a lot better looking, but when Portuguese actor Diogo Morgado played the Galilean preacher in 2014 #HotJesus started trending on twitter.

Though none of these depictions of Jesus are actually historical, they do speak to different sets of interests in the body of Jesus is he a cultural ideal or does his unusual appearance highlight the significance of his message and the absurdity of our own preoccupations with physical appearance? If nothing else at least, an ugly Jesus runs less of a risk of leading us into temptation.


Fake History Hunter

This image has been shared all over the internet with the claim that it is the, or one of the earliest known paintings, images or pictures of Jesus Christ.

The image shows St. Thomas touching the wound of Christ with his finger so he could believe in his Resurrection, while the rest of the disciples look on.

The picture gets quite a lot of attention because the skin colour of both Jesus and the disciples.

Some people claim that the image was darkened by age, varnish, candle smoke, lead whitewash, etc.
And although these things indeed sometimes darken paintings in this case the people really do have a dark skin.
Which is not strange as the painting has a strong Byzantine influence and in these types of paintings darker skin is far from uncommon, not always because the people they depict were actually dark skinned.

But if this truly was the earliest known picture of Jesus it would be extremely famous, some people may think that the image was hidden or ignored by historians because they don’t like the idea of a dark skinned Jesus, but if that was the case the painting wouldn’t be on display at the Coptic Museum for everyone to see.
Anyone visiting it would be sharing it, every modern history book on the subject would have mentioned it by know, it would be shown in documentaries, etc.
Remember that in 2001 forensic anthropologist Richard Neave made a model of what Jesus might have looked like, an image of a typical of the era.
It got a lot of attention and in stead of hiding or ignoring it the image became famous.

Made by Richard Neave

Anyone knowing about this so called first image of Jesus in the Coptic Museum would have mentioned it then.
Also if this was the first image of Jesus it would be extremely well protected, draw huge crowds and you would not be allowed to take a photo… especially not with a flash camera!
There is a reason to why this image is not shared in books, documentaries and special international travelling exhibits, but does get a lot of attention on social media, and no it is not because of some sort of conspiracy.

What the real Jesus looked like is something we don’t really know, it is highly likely that he looked like most men in the region the bible stories take place in a Jewish man from Galilee.
Which makes it unlikely that he was white skinned, had blue eyes and long blonde hair.
I’m not sure why some people still find it an astonishing discovery or something controversial to say that Jesus probably didn’t look like how he was portrayed all over the world for centuries.

The painting is indeed on display at the Coptic Museum in Cairo, so all it took for me to deal with this myth was to get in touch with the museum and simply ask them.
This was their response

It shows Saint Thomas touching the wound of Christ with his finger while disciples look on.

St. Thomas touches the wound of Christ with his finger so he could believe in his Resurrection, while the rest of the disciples look at Thomas or at Christ. 18th Century (AD) Greek style.

So the experts at the museum where this piece is displayed are telling us it is from the 18th century, this doesn’t come from me.
If you don’t believe me I suggest you get in touch with the museum yourself.

From the Coptic Art book (pic via A. Lave)

The icon is on display for everyone to see at the museum, not in a special room with extra protection, there’s no permanent guard, it is not advertised as such, even though the museum obviously would do that as the revenue of the countless visitors to the museum if they truly had the oldest image of Jesus would be immense.

Prof. Dr. Sherin Sadek El Gendi, Associate Professor of Coptic and Islamic art and archaeology at the Faculty of Arts/Ain Shams University in Cairo, Egypt, also wrote about this art piece in her article ‘Different Attitudes of Jesus Christ in Coptic Art‘

In the Incredulity of Thomas event decorating another rare icon in the Coptic Museum in Cairo, the Christ stands on a flight of stairs flanked by his disciples. His brown-half long hair is decorated by a golden cross-halo. Being barefoot, he raises his right hand to show the wound. In his other hand, in his right side and his feet, other wounds are seen. Having beard and moustache, Jesus wears a white tunic under an orange pallium. Six disciples, between them Thomas, stand to the left side of Jesus. To his right side, other five disciples appear and they are appointing with hands. Wearing different colored tunics and pallia, they have brown or grey hair, beards and moustaches. Like the first disciple to the right, Thomas has a red beard around his right arm. All have small heads, slightly curved eyebrows, small eyes and mouths and straight noses. The event is going on under a red-brown arcade. To the left and to the right of the background, buildings are shown under a golden sky.Above the buildings,it is written: “the incredulity of Thomas”.In the Christ’s cross-halo, one can read: The one who is. Dating from the beginning of the eighteenth century A. D., the icon is painted on linen, fixed to a panel.

She also describes the object as such

27Nº 4871. Dimensions: 43,9 x 59,1 x 1,8 cm. Bought from NICOLA KYRODOS on the 26thof June 1939. V. GIRGIS, Icons, p. 59, nº66, fig. 66. The Icons, pp. 108-109, nº 119, pl. 31/b.

So the painting was made in the 18th century.
Yes, 1700 years after Jesus lived.
Making religious icons was very popular then.
Ibrahim Al-Nasikh was well known for making these and for a short time I assumed he may have made this one but the museum spokesperson explained to me that it was not and all they know is that it was made in the Greek style, in the 18th century and they’re not sure by who.
I got in touch with several experts on Coptic, Greek Russian art and they all agreed that this was a relatively new icon, possibly Russian, given to the Coptic Museum.

I don’t have a stake in this game, it doesn’t matter to me what his skin colour was, I am not religious and never have been.
So although this article is mostly just about if the story about this painting is real or not, I can’t resist writing a little about what Jesus might have looked like and what the earliest images of him looked like.

Religious texts don’t tell us much about his appearance.
One important detail to remember is that all descriptions we have of what Jesus looked like probably come from after he lived.
That includes the bible.

The only description of Jesus we have in the bible comes from the Book of Revelation from the New Testament.
Here it says

los hair on his head was white like wool, as white as snow, and his eyes were like blazing fire. His feet were like bronze glowing in a furnace, and his voice was like the sound of rushing waters. In his right hand he held seven stars, and coming out of his mouth was a sharp, double-edged sword. His face was like the sun shining in all its brilliance.

Things to keep in mind are that this is not a description of Jesus as how people would/could have known him when he was still alive.
This is what Jesus looked like in a vision to a certain John, who may have been John the Apostle but we don’t really know who he was.
So this is the account of one man who had a vision many years after Jesus had died.
This was Jesus his heavenly form.
People often forget to mention that when they use this to describe what Jesus may have looked like.
But even if this was in relation to what Jesus looked like when still alive, even then it is vague enough to not really tell us very much.
So let’s move on to the images.

This, as far as I know, is the actual first image of a human Jesus, although historians aren’t quite sure.

The Healing of the Paralytic – one of the oldest possible depictions of Jesus, from the Syrian city of Dura Europos, dating from about 235 AD

There is one that might be earlier, but it doesn’t tell us anything about how people thought he looked like because it is graffiti probably meant to mock Jesus by giving him the head of a donkey.
We don’t know much about Jesus but I’m pretty sure he didn’t have a donkey’s head.

The Alexamenos graffito, roughly dated between the 1st & 3rd centuries AD.
In greek it says “Alexamenos worships God” and shows a crucified man with a donkey’s head.

Here’s another contender, 2nd century, Catacombs of Domitilla on the Via Appia Antica in Rome, the last Supper fresco.

Here are a few more images showing Jesus, mostly from the 3rd and 4th centuries.

Jesus in the Catacombs of Rome. Third-century fresco from the Catacomb of Callixtus of Christ as the Good Shepherd. Bearded Jesus between Peter and Paul, Catacombs of Marcellinus and Peter, Rome. Second half of the 4th century. Mural painting from the catacomb of Commodilla. One of the first bearded images of Jesus, late 4th century.

So, conclusion we don’t really know what Jesus looked like, no contemporary images or descriptions exist and when people started drawing him centuries after he died they generally painted him the way people around them looked at the time.
But the icon image at the top of this article is not, I repeat, not the earliest known image of Jesus.

Special thanks to Mr. Dommershuijzen for helping me with the detective work.

Picture(s) found online, used for (re-)educational purposes only.
I do not own the copyrights to this picture, I only share it here for educational purposes to try and make sure the real story behind it becomes known and people will stop spreading false information.

If the copyright owner objects to the sharing here, kindly contact me and I shall alter the article.


Hair like wool?

The verse says his hair was white like wool, not that it was textured like wool, or that it appeared as wool. If I said that someone’s hair was red like an apple, does that mean we should envision them with a bunch of apples on their head? Or if someone’s hair is brown like chocolate, that we should imagine their head has a bunch of chocolate on it?

Jesus is not said to have hair like wool, but to have hair the colour of wool. It actually says in verse 14 that it was white like snow as well, and obviously Jesus doesn’t have hair that was shaped or textured like snowflakes. White like wool, not textured like wool or in the likeness of wool.

Why was it white like wool? This may be because Jesus was in a glorified/heavenly state, and just as we see from verse 16 that his face was shining like the sun, the hair of Jesus was also radiating and illuminating the glory and holiness of God Himself. The fullness of the glory of Christ was seen by some of the disciples in Matthew 17 during the transfiguration on the mount, where it says:

And he was transfigured before them, and his face shone like the sun, and his clothes became white as light. – Matthew 17:2

The clothes he was wearing became white as a result of the glorification, implying that they weren’t originally white. “Became” implies a process of change. They used to be a colour other than white, and then they became white from the glory. It is most probable that the hair of Jesus was white in the same context that his clothes were white, being totally and completely lit up from the glory of God emanating from him.


Does This 1,500-Year-Old Painting Show What Jesus Looked Like?

The face of Christ, with proposed reconstruction, found in the Baptistery chamber beside an ancient Israeli church.

In an extremely rare early painting found in an ancient Israeli church, Jesus looks completely different from the long-haired, bearded Western image of him.

Archaeologists from the University of Haifa in Israel discovered the previously unknown 1,500-year-old painting of Jesus in the ruins of a Byzantine-era farming village in the Negev desert of southern Israel.

“I was there at the right time, at the right place with the right angle of light and, suddenly, I saw eyes," art historian Emma Maayan-Fanar, who first noticed the image on the wall of a church, recounted to the Israeli newspaper Haaretz. "It was the face of Jesus at his baptism, looking at us."

As the gospels never describe Jesus’ appearance, and no known contemporary description of him exists, every image of him we see is based on later artistic versions. In the early centuries of Christianity’s evolution, Maayan-Fanar told Haaretz, Christ was depicted various ways, both with short and long hair, bearded and clean-shaven. But by the sixth century, Western images consistently showed Jesus with long, flowing hair and (often) a beard.

The Baptistery chamber beside the Northern Church in Shivta.

Though exposure to the sun over centuries has reduced the image found in the ancient village of Shivta to little more than faint outlines and smudges of color, Maayan-Fanar and her colleagues argue that it depicts a young man with “short curly hair, a prolonged face, large eyes and an elongated nose.”

Writing of their discovery in the journal Antiquity, the researchers conclude that the image was painted in the sixth century A.D., and �longs to the iconographic scheme of a short-haired Christ, which was especially widespread in Egypt and Syro-Palestine, but gone from later Byzantine art.”

The painting was once located above a Baptist font in the shape of a crucifix, leading the researchers to conclude it may have depicted the baptism of Christ, a common theme in early Christian and Byzantine art.

Though Christianity was born in the Holy Land, very little early Christian art survives there from this particular period. Beginning in the eighth century A.D., during the so-called “Iconoclastic Controversy,” many Christians in the Byzantine Empire considered creating religious images to be the equivalent of worshipping icons, which were outlawed by Emperor Leo III in 726 A.D. and remained so until the middle of the 9th century.

The newly discovered painting appears to be the first pre-iconoclastic scene of Christ’s baptism found in the Holy Land.