Una audiencia con Mongke Khan

Una audiencia con Mongke Khan


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Möngke

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Möngke, también deletreado Mangu, (nacido en 1208, Mongolia; muerto en 1259, Szechwan, China), nieto de Genghis Khan y heredero del gran imperio mongol.

Elegido gran khan en 1251, fue el último hombre que ostentaba este título para asentar su capital en Karakorum, en el centro de Mongolia. Bajo su gobierno, la ciudad alcanzó un esplendor sin precedentes y el Imperio mongol continuó expandiéndose a un ritmo rápido. Su territorio se volvió tan extenso y diverso que Möngke fue el último gran khan capaz de ejercer una autoridad real sobre todas las conquistas mongolas.

En Occidente, los ejércitos de Möngke, liderados por su hermano Hülegü (C. 1217-1265), lanzó un ataque contra Irán, aplastando la última resistencia allí a fines de 1256. Los mongoles luego avanzaron sobre Irak, tomando la capital en Bagdad en 1258. Desde allí se trasladaron a Siria en 1259, tomaron Damasco y Alepo. , y llegó a las orillas del mar Mediterráneo.

En el este, los ejércitos de Möngke, bajo el mando de su otro hermano, el famoso Kublai (1215-1294), flanquearon a los chinos en el sur y capturaron el reino tailandés de Nan-chao, ubicado en la actual provincia de Yunnan en China. Luego pusieron bajo su soberanía gran parte del actual Vietnam. Mientras tanto, las principales fuerzas mongolas comenzaron a avanzar contra China propiamente dicha. En 1257, Möngke se hizo cargo personalmente de sus ejércitos dentro de China. La enfermedad, sin embargo, devastó sus filas y Möngke murió en el campo. Fue sucedido por su hermano Kublai, quien completó la conquista de China. Möngke, un hombre estricto, trató de preservar el antiguo estilo de vida mongol. Sus contemporáneos lo juzgaron como un gobernante benevolente.


Ensayo de Mongke Khan

Mongke Khan era el hijo mayor de Tului Khan (cuarto hijo de Genghis Khan) y Sorghaghtani Beki y cuarto khaghan o gran khan del imperio mongol. Fue un famoso guerrero y comandante y también se destacó por su devoción al estilo de vida mongol. Había servido en la campaña en Europa oriental bajo el liderazgo de su primo Batu Khan y se ganó la buena voluntad de este último. Las buenas relaciones entre las familias de Batu (líder de la Horda Dorada) y Tului se reforzaron cuando el hijo y sucesor de Ogotai Khan, Guyuk Khaghan (r. 1246-1248) planeó tender una emboscada a Batu, y la madre de Mongke advirtió en secreto a Batu del complot, aunque nada surgió porque Guyuk murió pronto.

En la lucha entre los nietos de Genghis Khan por ser su sucesor, Batu saboteó con éxito el intento del regente Oghul Khaimish (viuda de Guyuk) de que el consejo mongol eligiera a uno de sus hijos como el próximo khaghan. Batu no estaba interesado en ser khaghan, pero como descendiente del hijo mayor de Genghis, quería el papel de hacedor de reyes y logró que Mongke eligiera el cuarto khaghan en 1251. Mongke inmediatamente consolidó su posición purgando y matando sin piedad a sus primos. y otros parientes de las ramas de la familia Ogotai y Chagatai (el segundo hijo de Genghis) y sus partidarios.

Anticipándose a su elección, Mongke estableció un gobierno en la sombra. Por lo tanto, pudo moverse rápidamente para cumplir con el mandato de su abuelo de conquistar el mundo. Gobernando desde Karakorum en Mongolia cuando no estaba en movimiento, Mongke confió en los mongoles en los puestos más altos de su gobierno, asistido por personas de los grupos étnicos conquistados. Hizo importantes reformas necesarias para movilizar recursos y mano de obra al unificar el sistema de recaudación de impuestos, detener muchos abusos y reconstruir las economías en algunas tierras ya conquistadas. A partir de 1252 comenzó un censo de los pueblos y los recursos de sus tierras desde China hasta Irak para evaluar los impuestos, controlar los recursos e identificar a los artesanos calificados.

En 1252 Mongke inició una campaña de tres frentes. Un hermano, Hulagu Khan, comandó un ejército que se dirigió hacia el oeste, atacando con éxito Cachemira, los Asesinos del Cáucaso, Irán y el Califato abasí, y tomó Bagdad en 1258. Un pariente de la Horda de Oro se dirigió a Corea y la sometió en 1259. Otro hermano, Kubilai Khan, se propuso conquistar el reino de Nanchao o Dali (T'a-li) ubicado en la moderna provincia de Yunnan en el suroeste de China, y aseguró su rendición en 1253. Su hermano menor, Arik Boke, permaneció en Mongolia. En 1256, Mongke anunció su objetivo de conquistar la Canción del Sur (Sung) en la que tomaría el mando personal con un ataque de tres frentes desde el norte, el oeste y el sur. En medio de la campaña, Mongke murió en agosto de 1256, de heridas o disentería. La muerte de Mongke le dio a los Song del Sur un indulto de 20 años porque Kubilai detuvo inmediatamente la campaña para asegurar su sucesión como khaghan. La subsiguiente guerra civil entre Kubilai y su hermano Arik Boke involucró a su otro hermano, Hulagu, y varios primos. El imperio mongol alcanzó su apogeo bajo Mongke y nunca se recuperaría de la crisis de sucesión.


Möngke Khan

Möngke nació el 11 de enero de 1209, como el hijo mayor del hijo adolescente de Genghis Khan, Tolui y Sorghaghtani Beki. Teb Tengri Khokhcuu, un chamán, afirmó haber visto en las estrellas un gran futuro para el niño y le otorgó el nombre de Möngke, "eterno" en el idioma mongol. La reina sin hijos de su tío Ögedei Khan, Angqui, lo crió en su orda (palacio nómada). [5] Ögedei instruyó al erudito persa Idi-dan Muhammed para que enseñara a escribir a Möngke.

En su camino de regreso a casa después de la conquista mongola de Khwarezmia, Genghis Khan realizó una ceremonia en sus nietos Möngke y Kublai después de su primera caza en 1224 cerca del río Ili. [6] Möngke tenía quince años y con su hermano, Kublai, mató un conejo y un antílope. Su abuelo untó grasa de los animales muertos en sus dedos medios siguiendo la tradición mongol.

En 1230, Möngke fue a la guerra por primera vez, siguiendo a Ögedei Khan y su padre Tolui a la batalla contra la dinastía Jin. Tolui murió en 1232, y Ögedei nombró a Sorghaghtani jefe del aparato Toluid. Siguiendo la costumbre mongol, Möngke heredó al menos una de las esposas de su padre, Oghul-Khoimish del clan Oirat. Möngke la amaba profundamente y le dio un favor especial a su hija mayor, Shirin. [7]

Ögedei lo envió junto con sus parientes para atacar a los kipchaks, rusos y búlgaros en el oeste en 1235. Cuando el jefe más formidable de Kipchak, Bachman, huyó a una isla en el delta del Volga. Möngke cruzó el río y lo capturó. Cuando ordenó a Bachman que se arrodillara, Bachman se negó y fue ejecutado por el hermano de Möngke, Bujek. Möngke también participó en combates cuerpo a cuerpo durante la invasión mongola de Rus. Mientras sus primos, Shiban y Büri, fueron a Crimea, a Möngke y Kadan, un hijo de Ögedei, se les ordenó reducir las tribus en el Cáucaso. [9] Los mongoles capturaron Maghas, la capital de Alan, y masacraron a sus habitantes. Muchos jefes de los alanos y circasianos se rindieron a Möngke. Después de la invasión de Europa del Este, Möngke los traería de regreso a Mongolia. También participó en el Sitio de Kiev (1240). Al parecer, Möngke se sintió cautivado por el esplendor de Kiev y ofreció la rendición de la ciudad, pero sus enviados fueron asesinados. [10] Después de que el ejército de Batu se uniera a los soldados de Möngke, saquearon la ciudad. También luchó junto a Batu en la Batalla de Mohi. En el verano de 1241, antes del final prematuro de la campaña, Möngke regresó a casa después de que su tío Ögedei lo llamó en el invierno de 1240-1241. Sin embargo, Ögedei murió.

En 1246, Temüge, el único hermano restante de Genghis Khan, intentó sin éxito tomar el trono sin la confirmación de un kurultai. El nuevo Khagan Güyük confió la delicada tarea de probar el Odchigin ("guardián del hogar", un título otorgado a los dos hermanos menores de Genghiz) a Möngke y Orda Khan, el hermano mayor de Batu. Güyük finalmente murió en ruta hacia el oeste en 1248 y Batu y Möngke emergieron como principales contendientes. [ cita necesaria ]

Siguiendo el consejo de su madre Sorghaghtani, Möngke fue a la Horda Dorada para encontrarse con Batu, quien padecía gota. [ cita necesaria ] Batu decidió apoyar su elección y llamó a un kurultai en Ala Qamaq. El líder de las familias de los hermanos de Genghis Khan y varios generales importantes llegaron al kurultai. Los hijos de Güyük, Naqu y Khoja, asistieron brevemente pero luego se fueron. A pesar de las vehementes objeciones de Bala, el escriba de Oghul Qaimish, el kurultai aprobó a Möngke. Dada su asistencia y ubicación limitadas, este kurultai tenía una validez cuestionable. Batu envió a Möngke bajo la protección de sus hermanos, Berke y Tuqa-temur, y su hijo Sartaq, para que reunieran un kurultai formal en Kodoe Aral en Mongolia. Cuando Sorghaghtani y Berke organizaron un segundo kurultai el 1 de julio de 1251, la multitud reunida proclamó a Möngke el Gran Khan del Imperio Mongol, y algunos de los príncipes Ögedeid y Chagatayid, como su primo Kadan y el depuesto khan Qara Hülegü, reconocieron el decisión.

Poco después, el hijo de Oghul, Khoja, y el nieto favorito de Ögedei, Shiremun, vinieron a "rendir homenaje" a Möngke como nuevo gobernante, pero trajeron a todo el ejército de la facción Ögedei con ellos. [ cita necesaria ] El cetrero Kankali de Möngke, Kheshig, descubrió los preparativos para el ataque y se lo contó a su señor. Al final de la investigación dirigida por el leal sirviente de su padre, Menggesar noyan, encontró a sus parientes culpables, pero al principio quiso darles piedad como está escrito en el Gran Yassa. Los funcionarios de Möngke se opusieron y luego comenzó a castigar a sus familiares. Los juicios se llevaron a cabo en todas partes del imperio desde Mongolia y China en el este hasta Afganistán e Irak en el oeste. Möngke y el hermano de Batu, Berke, acordaron que se acusara a Oghul de usar magia negra contra Möngke. Después de ser arrestada e interrogada por Sorghaghtani, Oghul Qaimish fue cosida en un saco, arrojada a un río y ahogada, el castigo tradicional mongol por usar magia negra. Las estimaciones de las muertes de aristócratas, funcionarios y comandantes mongoles incluyen Eljigidei, Yesü Möngke, Büri y Shiremun y oscilan entre 77 y 300. Sin embargo, la mayoría de los príncipes descendientes de Genghis Khan que participaron en el complot recibieron algún tipo de exilio. El complot anti-Möngke de un escriba uigur, Bala, y el Idiqut Salindi (el monarca de los uigures) fue descubierto y fueron ejecutados públicamente. Después de su ascenso al trono en 1251, Möngke anunció que seguiría a sus antepasados ​​pero que no imitaría las costumbres de otros países. [11] Para aumentar su legitimidad, en 1252 otorgó retroactivamente a su padre el título de Ikh Khagan. Möngke compartió la parte occidental del imperio con su aliado Batu Khan, asegurando la unidad del imperio. La madre de Möngke, Sorghaghtani, murió en 1252. [ cita necesaria ]

Después de la derrota de las familias Ögedeid y Chagataid, Möngke eliminó sus propiedades y asignó a los miembros de la familia aquiescentes nuevos territorios en Turkestán o en el noroeste de China. Después de la sangrienta purga, Möngke ordenó una amnistía general para prisioneros y cautivos. En otro movimiento para consolidar su poder, Möngke otorgó a sus hermanos Kublai y Hulagu poderes de supervisión en el norte de China e Irán. Se difundieron rumores de que su hermano Kublai fundó un ulus (distrito) independiente de facto y tal vez se llevó algunos de los ingresos fiscales que, por derecho, deberían llegar a Karakorum. En 1257, el emperador envió a dos inspectores fiscales para auditar al funcionario de Kublai. Encontraron fallas, enumeraron 142 infracciones de las regulaciones, acusaron a funcionarios chinos e incluso ejecutaron a algunos. La oficina de Kublai fue abolida. La autoridad de Möngke se hizo cargo de la recaudación de todos los impuestos en las propiedades de Kublai. Como señalaron sus asesores confucianos y budistas, Kublai primero envió a sus esposas a la corte de Khagan y luego apeló a Möngke en persona. Se abrazaron llorando y Möngke perdonó a su hermano. [ cita necesaria ]

Möngke redactó sus propios decretos y siguió de cerca su revisión. Möngke prohibió las prácticas de costos extravagantes de los nobles borjigin y no borjigid. También limitó los obsequios a los príncipes, convirtiéndolos en salarios regulares, y sometió a los comerciantes a impuestos. [12] Möngke limitó los abusos notorios y envió investigadores imperiales para supervisar los negocios de los comerciantes patrocinados por los mongoles. Les prohibió usar las estaciones de relevo imperiales, el ñame (ruta) y las paizas, tabletas que le daban autoridad al portador para demandar bienes y servicios de la población civil. [12] Con Güyük muerto, muchos funcionarios locales ya no querían pagar los borradores en papel utilizados por Güyük. Möngke reconoció que si no cumplía con las obligaciones financieras de Güyük, los comerciantes se resistirían a continuar sus negocios con los mongoles. Möngke pagó todos los borradores elaborados por las élites mongoles de alto rango a estos comerciantes. Ata-Malik Juvayni declaró: "¿Y de qué libro de historia se ha leído o escuchado que un rey pagó la deuda de otro rey?" [ cita necesaria ] Los generales y príncipes (incluido su hijo) que permitieron que sus tropas saquearan a civiles sin autorización fueron castigados repetidamente por Möngke Khan. [13] Usó funcionarios del norte de China, musulmanes y uigures. El juez principal del Khagan (darughachi) era el Menggeser oficial de Jait-Jalayir, mientras que el escriba principal era el Bulghai de los keraítas, que era cristiano. Nueve de los 16 principales funcionarios provinciales de Möngke Khan eran ciertamente musulmanes. Volvió a nombrar a los tres funcionarios de Güyük: Mahmud Yalavach en China, Masud Beg en Turkestán y Arghun Aqa del Oirat en Irán. Möngke separó la posición de gran juez en la corte de la de escriba principal.

En 1253, Möngke estableció el Departamento de Asuntos Monetarios para controlar la emisión de papel moneda con el fin de eliminar la emisión excesiva de moneda por parte de nobles mongoles y no mongoles desde el reinado del Gran Khan Ögedei. [14] Su autoridad estableció una medida unida basada en sukhe o lingote de plata, sin embargo, los mongoles permitieron a sus súbditos extranjeros acuñar monedas en las denominaciones y usar el peso que usaban tradicionalmente. [15] Durante los reinados de Ögedei, Güyük y Möngke, las monedas mongoles aumentaron con las monedas de oro y plata en Asia Central y las monedas de cobre y plata en el Cáucaso, Irán y Bolghar. [dieciséis]

En 1252-1259, Möngke llevó a cabo un censo del Imperio mongol, incluidos Irán, Afganistán, Georgia, Armenia, Rusia, Asia central y el norte de China. [17] Si bien el censo de China se completó en 1252, Novgorod en el extremo noroeste no se contó hasta el invierno de 1258-1259. Hubo un levantamiento en Novgorod contra el dominio mongol en 1257, pero Alexander Nevsky obligó a la ciudad a someterse al censo y los impuestos mongoles. El nuevo censo contó no solo los hogares, sino también el número de hombres de entre 15 y 60 años y el número de campos, ganado, viñedos y huertos. Dentro del registro civil, los artesanos se enumeran por separado, mientras que en los registros militares se distinguen los hogares auxiliares y regulares. El clero de las religiones aprobadas fue separado y no contado. Cuando se completó el nuevo registro, se envió una copia a Karakorum y se guardó una copia para la administración local. [18] Möngke intentó crear un impuesto de capitación fijo recaudado por agentes imperiales que pudiera enviarse a las unidades necesitadas. Inicialmente, la tasa máxima se fijó en 10-11 dinares de oro en el Medio Oriente y 6-7 taels de plata en China. Las protestas de las clases de propietarios redujeron esta tasa relativamente baja a 6-7 dinares y taels. Algunos funcionarios elevaron la tasa máxima para los ricos de 500 dinares. Si bien la reforma no alivió la carga fiscal, hizo que los pagos fueran más predecibles. [19] Aun así, el censo y los impuestos regresivos que facilitó provocaron disturbios populares y resistencia en los distritos occidentales.

En 1259, el rey de Georgia, David VI, se rebeló, sin éxito, contra los mongoles y luego huyó a Kutaisi, desde donde reinó sobre Imereti en el oeste de Georgia como gobernante independiente de facto. En 1261, dio refugio a David VII, quien más tarde había intentado acabar con el dominio mongol. Sin embargo, David Ulu hizo las paces con los mongoles y regresó a Tbilisi en 1262. Möngke y el funcionario de Batu, Arghun, castigaron duramente a los nobles georgianos y armenios, saqueando sus ciudades y ejecutando a sus líderes prominentes. [20] Dividió a los georgianos en seis tumenes. Mientras tanto, Baiju aplastó la rebelión del sultán selyúcida Kaykaus II cerca de Ankara en 1256 y restableció la autoridad mongola sobre el este de Turquía. Para entonces, los cachemires se habían rebelado, y Möngke nombró a sus generales, Sali y Takudar, para reemplazar a la corte y a un maestro budista, Otochi, como darughachi en Cachemira. Sin embargo, el rey de Cachemira mató a Otochi en Srinagar. Sali invadió nuevamente, mató al rey y sofocó la rebelión, después de lo cual el país permaneció sujeto al Imperio mongol durante muchos años. [21]

Möngke confirmó el nombramiento de Haiyun por Güyük como jefe de todos los budistas del Imperio mongol en 1251. [22] En 1253, Namo de Cachemira fue nombrado jefe de todos los monjes budistas del imperio. Durante la conquista del Tíbet en 1252–53, todo el clero budista estuvo exento de impuestos. El Karma Pakshi tibetano, segundo Karmapa Lama, recibió el patrocinio de Möngke. Möngke quedó impresionado por el anciano monje taoísta Qiu Chuji, que conoció a su abuelo Genghis Khan en Afganistán. Möngke nombró a Li Zhichang jefe de los taoístas. Sin embargo, los taoístas habían explotado su riqueza y estatus al apoderarse de los templos budistas. Möngke exigió que los taoístas dejaran de denigrar el budismo. Möngke ordenó a Kublai que pusiera fin a la lucha clerical entre taoístas y budistas en su territorio. Kublai convocó una conferencia de líderes taoístas y budistas a principios de 1258. En la conferencia, la afirmación taoísta fue oficialmente refutada y Kublai convirtió por la fuerza sus 237 templos al budismo y destruyó todas las copias de los textos fraudulentos. [23]

A pesar de sus conquistas del califato abasí y el estado de Ismail, Möngke favoreció las percepciones musulmanas. Él y Hulagu hicieron de la comunidad Doce de Najaf un sistema de gobierno eclesiástico autónomo exento de impuestos. Como sus predecesores, eximió de impuestos a clérigos, monjes, iglesias, mezquitas, monasterios y médicos.

Durante el reinado de Möngke, Luis IX de Francia envió a Guillermo de Rubruck como diplomático a buscar una alianza con los mongoles contra los musulmanes. Para entonces, el khatun Oghul-Khoimish de Möngke ya estaba muerto. Después de hacer esperar al enviado francés durante muchos meses, Möngke recibió oficialmente a William Rubruck el 24 de mayo de 1254. Rubruck le informó que había venido a difundir la palabra de Jesús. Luego se quedó para ayudar a los cristianos en Karakorum y asistió a debates entre religiones rivales organizados por los mongoles. Möngke Khan convocó a William Rubruck para que lo enviara de regreso a casa en 1255. Le dijo a Rubruck:

"Nosotros los mongoles creemos en un Dios, por quien vivimos y morimos", continuó luego "Así como Dios le dio diferentes dedos a la mano, así les ha dado diferentes caminos a los hombres. A ustedes Dios les ha dado las Escrituras y ustedes los cristianos no. obsérvelos ". Explicó que Dios les había dado a los mongoles sus chamanes. Möngke ofreció su cooperación a Luis IX, pero advirtió a todos los cristianos que "si, cuando escuchan y comprenden el decreto del Dios eterno, no están dispuestos a prestar atención y creerlo. podemos hacer". [25]

Los embajadores del Imperio Latino y del Imperio de Nicea también acudieron a la corte mongol para negociar los términos con Möngke Khan. En 1252, el rey Hethum I de la pequeña Armenia inició su viaje a Mongolia. Trajo muchos regalos suntuosos y se reunió con Möngke en Karakorum. [26] Tuvo una audiencia con Möngke el 13 de septiembre de 1254, asesoró al Khagan sobre asuntos cristianos en Asia Occidental y obtuvo de Möngke documentos que garantizaban la inviolabilidad de su persona y su reino. Hethum pidió al Khagan y a sus funcionarios que se convirtieran al cristianismo. En respuesta, Möngke explicó que deseaba que sus súbditos adoraran verdaderamente al Mesías, pero no podía obligarlos a cambiar de religión. Möngke también informó a Hethum que se estaba preparando para montar un ataque contra Bagdad y que enviaría Jerusalén a los cristianos si colaboraban con él. [27] Hethum animó encarecidamente a otros cruzados a seguir su ejemplo y someterse al señorío mongol, pero sólo persuadió a su yerno Bohemundo VI, gobernante del Principado de Antioquía y el condado de Trípoli, quien ofreció su propia sumisión en algún momento del 1250. [28] Los ejércitos del reino armenio de Cilicia y Bohemundo VI ayudarían pronto al ejército de Möngke en Occidente.

Los chamanes desempeñaron un papel importante en la corte y en ocasiones influyeron en la preparación para la guerra.

Capitulación de Goryeo Editar

Como Khagan, Möngke parecía tomarse el legado de la conquista del mundo que había heredado mucho más en serio que Güyük. Todas sus conquistas estaban dirigidas al este de Asia y Oriente Medio. En sus primeros planes para conquistas adicionales, Möngke eligió Corea y el Reino de Dali en Yunnan en 1252.

Möngke envió enviados a Goryeo, anunciando su coronación en octubre de 1251. También exigió que el rey Gojong se presentara ante él en persona y trasladara su cuartel general de la isla de Ganghwa al continente de Corea. Pero la corte de Goryeo se negó a enviar al rey porque era mayor y no podía viajar tan lejos. Möngke volvió a enviar a sus enviados con tareas específicas. Los enviados fueron bien recibidos por los funcionarios de Goryeo, pero criticaron a los funcionarios de Goryeo porque su rey no siguió las órdenes de su señor Möngke. [29] Möngke ordenó al príncipe Yeku que comandara el ejército contra Corea. Sin embargo, un coreano en la corte de Möngke los convenció de comenzar su campaña en julio de 1253. Yeku, junto con Amuqan, exigieron que la corte de Goryeo se rindiera. La corte se negó pero no resistió a los mongoles y reunió al campesinado en fortalezas de montaña e islas. Trabajando junto con los comandantes de Goryeo que se habían unido a los mongoles, Jalairtai Qorchi devastó Corea. Cuando llegó uno de los enviados de Yeku, Gojong lo conoció personalmente en su nuevo palacio. El rey Gojong envió a su hijastro como rehén a Mongolia. Los mongoles acordaron un alto el fuego en enero de 1254. [ cita necesaria ]

Möngke se dio cuenta de que el rehén no era el príncipe de sangre de la dinastía Goryeo y culpó a la corte de Goryeo por engañarlo. El comandante de Möngke, Jalairtai, devastó gran parte de Goryeo y tomó 206.800 cautivos en 1254. [30] El hambre y la desesperación obligaron a los campesinos a rendirse a los mongoles. Establecieron una oficina de quiliarquía en Yonghung con funcionarios locales. Al ordenar a los desertores que construyeran barcos, los mongoles comenzaron a atacar las islas costeras a partir de 1255. [31] En la península de Liaodong, los mongoles formaron a los desertores coreanos en una colonia de finalmente 5.000 hogares.

En 1258, el rey y el criado del clan Choe, Kim Jun, protagonizaron un contragolpe, asesinaron al jefe de la familia Choe y pidieron la paz. Cuando la corte de Goryeo envió al futuro rey Wonjong de Goryeo como rehén a la corte mongol y prometió regresar a Gaegyeong, los mongoles se retiraron de Corea. [32]

Dali, Vietnam y Tibet Editar

Möngke se preocupó más por la guerra en China, flanqueando a la dinastía Song a través de la conquista del Reino de Dali (en la actual Yunnan) en 1254 y una invasión de Indochina, que permitió a los mongoles invadir desde el norte, oeste y sur.

Möngke Khan envió a Kublai al Reino de Dali en 1253. La familia gobernante, Gao, resistió y asesinó a los enviados mongoles. Los mongoles dividieron sus fuerzas en tres. Un ala se dirigió hacia el este en la cuenca de Sichuan. La segunda columna bajo Uryankhadai tomó un camino difícil hacia las montañas del oeste de Sichuan. [33] El propio Kublai se dirigió hacia el sur por las praderas y se encontró con la primera columna. Con Uryankhadai galopando a lo largo de la orilla del lago desde el norte, Kublai tomó la ciudad capital de Dali y salvó a los residentes a pesar del asesinato de sus embajadores. Los mongoles nombraron al rey Duan Xingzhi como gobernante local y colocaron allí a un comisionado de pacificación. [34] Después de la partida de Kublai, estalló el malestar entre los Black jang. En 1256, Uryankhadai, el hijo de Subutai, había pacificado por completo a Dali.

Después de someter a Dali, Kublai envió una columna al sur al mando de Uriyangkhadai, el hijo de Subutai. Uriyangkhadai envió enviados para pedir a los vietnamitas una ruta para atacar a los Song del Sur, pero los vietnamitas tran encarcelaron a los enviados mongoles. [35] En 1257, una columna mongol al mando de Uriyangkhadai invadió Vietnam (entonces conocido como Đại Việt) junto con su hijo Aju y un ejército de 3.000 mongoles y 10.000 miembros de la tribu Yi. [35] Derrotaron al ejército vietnamita y saquearon la capital Thăng Long (rebautizada como Hanoi en 1831). Uriyangkhadai ejecutó a sus habitantes por el asesinato de los enviados. Después de permanecer en Thăng Long por un tiempo, los mongoles se enfermaron debido al clima desconocido. Al darse cuenta de que era hora de expulsar a los mongoles, los vietnamitas lanzaron un contraataque y ganaron la batalla decisiva de Dong Bo Dau. Para evitar más guerras, Tran aceptó el señorío mongol, [36] y Uriyangkhadai se retiró. [37] El rey vietnamita Trần Thái Tông rindió tributo a Uriyangkhadai, que había evacuado rápidamente Vietnam para escapar de la malaria. La dinastía Trần aceptó los términos del vasallaje y envió tributos a la administración de Möngke. [38]

Para fortalecer su control sobre el Tíbet, Möngke nombró a Qoridai comandante de las tropas mongoles y han en el Tíbet en 1251. En 1252–53, Qoridai invadió el Tíbet, llegando hasta Damxung. Los monasterios tibetanos centrales se sometieron a los mongoles, y los príncipes mongoles los dividieron como sus alianzas.

Conflictos con el Sultanato de Delhi Editar

En 1252–53, Sali Noyan del clan tártaro fue enviado a las tierras fronterizas de la India a la cabeza de nuevas tropas y se le dio autoridad sobre los Qara'unas. El propio Sali estaba subordinado al hermano de Möngke, Hulagu. Debido a los conflictos internos del Sultanato de Delhi, el hermano del sultán mameluco Nasiruddin Mahmud, Jalal al-Din Masud, huyó al territorio mongol en 1248. Cuando Möngke fue coronado como Khagan, Jalal al-Din Masud asistió a la ceremonia y pidió ayuda a Möngke. , quien ordenó a Sali que lo ayudara a recuperar su reino ancestral. [39] Sali realizó sucesivos ataques contra Multan y Lahore. Sham al-Din Muhammad Kart, el cliente malik de Herat, acompañó a los mongoles. Jalal al-Din fue instalado como gobernante cliente de Lahore, Kujah y Sodra. En 1254, el funcionario de Delhi, Kushlu Khan, ofreció su sumisión a Möngke Khan y aceptó un darughachi mongol. Cuando no pudo tomar Delhi, Kushlu se volvió hacia Hulagu. En el invierno de 1257–58, Sali Noyan entró en Sind con fuerza y ​​desmanteló las fortificaciones de Multan. Es posible que sus fuerzas también hayan invertido la fortaleza de la isla de Bakhkar en el Indo. [40]

Conquista del Medio Oriente Editar

Cuando Möngke llamó a un kurultai para preparar la próxima conquista en 1252/53, el Sultanato de Rum y la dinastía Lu'lu'id de Mosul estaban sujetos al Imperio Mongol. El gobernante ayubí de Mayyafariqin, Malik Kamil, y su primo en Alepo y futuro sultán, Malik Nasir Yusuf, enviaron enviados a Möngke Khan, quien impuso darughachis (supervisores) y un censo en el área de Diyarbakır. [41]

Algunas fuentes dicen que el imán de Ismaili-Hashashin, Alaud-Din, envió a cientos de asesinos para matar a Möngke en su palacio. [42] Shams-ud-Din, el juez principal de Qazvin, había denunciado la amenaza de los ismaelitas. Por lo tanto, Möngke decidió exterminar a la secta. [ cita necesaria ] Möngke ordenó a las familias Jochid y Chagataid que se unieran a la expedición de Hulagu a Irán y reforzó el ejército con 1.000 ingenieros de asedio de China. Los ejércitos de Möngke, dirigidos por su hermano Hulagu, lanzaron un ataque contra los ismaelitas en Irán, aplastando la última gran resistencia allí a fines de 1256. El Hashashin Imam Rukn ad-Din solicitó permiso para viajar a Karakorum para reunirse con el Gran Khan Möngke. él mismo. Hulagu lo envió en el largo viaje a Mongolia, pero una vez que el Imam llegó allí, Möngke criticó su acción y lo despidió. Rukn ad-Din fue asesinado en circunstancias inciertas.

Para los abasíes, los enviados de Bagdad asistieron a la coronación de Möngke en 1251 para llegar a un acuerdo con los mongoles. Sin embargo, Möngke le dijo a Hulagu que si el califa Al-Musta'sim se negaba a reunirse con él en persona, Hulagu debía destruir Bagdad. Hulagu luego avanzó sobre Irak, tomando la capital en Bagdad en 1258. Hulagu envió a Möngke parte de su botín de guerra con la noticia de su conquista de Bagdad. Möngke envió un mensajero chino para felicitarlo por su victoria. Indignado por el ataque al califato, Malik Kamil se rebeló y mató a su supervisor mongol. El hijo de Hulagu, Yoshumut, invirtió Mayyafariqin y ejecutó a Malik Kamil. Desde allí se trasladaron a Siria en 1259, tomaron Damasco y Alepo y llegaron a las orillas del Mediterráneo. Por temor al avance de los mongoles, el sultán ayubí Malik Nasir Yusuf se negó a ver a Hulagu y huyó. Sin embargo, los mongoles lo capturaron en Gaza. [ cita necesaria ]

Sur de China Editar

En 1241, Töregene Khatun había enviado un enviado para hacer propuestas de paz y discutir con Zhao Yun (conocido póstumamente como el emperador Lizong). La corte Song arrestó al enviado y lo encarceló en una fortaleza con su suite de setenta personas. [43] El enviado murió, pero su séquito estuvo detenido hasta 1254. Ese año el ejército mongol atacó para tomar Hejiu, pero fracasó. Los chinos liberaron a la suite del difunto enviado para mostrar su deseo de paz. Möngke concentró toda su atención en la conquista de la dinastía Song. Tomando el mando personal a finales de la década, capturó muchas de las ciudades fortificadas a lo largo del frente norte.

En 1252, Möngke encargó a su hermano menor Kublai y al experimentado general Uriyangkhadai que conquistara el Reino de Dali. [44] [45] Desde el verano de 1253 hasta principios de 1254, [44] las campañas tuvieron éxito en la conquista y pacificación de las tribus, y la experiencia militar de Uriyangkhadai resultó invaluable en la batalla. [45] Después del regreso de Kublai al norte de China, Uriyangkhadai conquistó tribus vecinas en el Tíbet antes de girar hacia el este hacia la dinastía Trần en 1257. [45]

En octubre de 1257 Möngke partió hacia el sur de China, dejando su administración a su hermano, Ariq Böke, en Karakorum con Alamdar como asistente, y fijó sus campamentos cerca de las montañas Liu-pan en mayo del año siguiente. Primero atacó las posiciones de Song en Sichuan y tomó Paoning (actual Langzhong) en 1258. [46] Möngke prohibió a su ejército saquear civiles. Cuando su hijo destruyó accidentalmente una cosecha en el campo de los campesinos chinos, Möngke lo castigó.

Mientras tanto, las fuerzas de Uriyangkhadai invadieron Vietnam con los generales Trechecdu y Aju y capturaron la capital de la dinastía Trần de Thang Long en 1258. [47] Si bien el material fuente chino declaró incorrectamente que Uriyangkhadai se retiró de Vietnam después de nueve días debido al mal clima, sus fuerzas no se fueron. hasta 1259. [48] [49]

El 18 de febrero de 1259, Tsagaan Sar, la fiesta del Año Nuevo mongol fue dada por Möngke cerca de la montaña Zhonggui. [50] En esta fiesta, su pariente, Togan, un jefe de los Jalair, declaró que el sur de China era peligroso debido a su clima, y ​​que el Gran Khagan debería ir hacia el norte en busca de seguridad. Baritchi, de la tribu Erlat, calificó este consejo de cobarde y aconsejó a Möngke que permaneciera con su ejército. Estas palabras complacieron a Möngke que deseaba tomar la ciudad cercana. El comandante Song mató a su enviado que había sido enviado para pedir la sumisión de la ciudad.

En 1259, las fuerzas de Uriyangkhadai atacaron Guangxi desde Thang Long como parte de un ataque mongol coordinado en 1259 con ejércitos atacando en Sichuan bajo Möngke y otros ejércitos mongoles atacando en la actual Shandong y Henan. [49] [51]

  1. Qutuqtai Khatun (m. 1256, rebautizado póstumamente Emperatriz Zhenjie por Kublai) - hija de Uladai Küregen hijo de Butu Küregen, del clan Ikeres de Khongirad
    • Baltu (m. 1258)
      • Töre Tömür (solo atestiguado en Jami al-Tawarikh)
    • Ürüng-Tash (muerto en 1267)
      • Sarban (murió joven)
      • Öljei (murió joven)
      • Möngke Temür (solo atestiguado en fuentes timúridas)[53]
    • Princesa Bayalun - casada con Jaqurchin Küregen (hermano de Uladai Küregen)
  2. Yesü'er Khatun (m. Después de 1260)
  3. Oghul Tutmish u Oghul Qaimish (hija de Qutuqa Beki de Oirats)
    • Princesa Shirin - casada con Chochimtai Küregen (hijo de Taiju Küregen de Olkhunut)
    • Princesa Bichige - casada con Chochimtai Küregen (hijo de Taiju Küregen de Olkhunut)
  4. Chübei Khatun (fallecido el 8 de septiembre de 1259)
  1. Bayavchin (de la tribu Bayaut)
      (m. 1280)
  2. Quitani (del clan Eljigin de Khongirad)
    • Asutai - apoyó la elección de Ariq Böke
      • Öljei
      • Hulachu
      • Hantum
      • Öljei Buqa

No hay una conclusión consensuada entre los historiadores y expertos modernos sobre la causa exacta de la prematura muerte de Möngke Khan. Se sabe que su acción de batalla final tuvo lugar en la Fortaleza Diaoyu en la actual Chongqing, donde generalmente se acepta que Möngke murió, después de lo cual los ejércitos liderados por los mongoles se vieron obligados a retirarse de todos los frentes de batalla. En fuentes chinas, se informa que Möngke murió en batalla durante un asalto a la Fortaleza Diaoyu. Un poema contemporáneo de un escritor de canciones del sur describe la "victoria en Sichuan" donde se dice que Möngke fue asesinado por una flecha de ballesta en el asedio, [54] que es corroborado por los escritos del monje siríaco Bar Hebraeus. [55] El funcionario Historia de Yuan Sin embargo, el relato, escrito en la dinastía Ming, cuenta que murió de una herida causada por un proyectil de piedra que fue disparado por un cañón o por un trabuquete. Dada la falta de claridad de que la historiografía mongol tiende a describir la muerte de los khans, es posible que los mongoles encubrieran la historia afirmando que su muerte se debió a una enfermedad, lo que lleva a la historia en los relatos persas. [56]

Los relatos persas que se originan en gran parte de Rashid al-Din afirman que Möngke murió de disentería o cólera cerca del sitio del sitio el 11 de agosto de 1259 [57] [58] [59] - la fuente china Historia de Yuan no lo corrobora directamente, pero menciona un brote de una enfermedad mortal en el campamento mongol durante la campaña. [60] Otros relatos menos creíbles incluyen las afirmaciones del historiador armenio Hayton de Corycus de que Möngke estaba en un barco de guerra mongol que se hundió en los mares chinos mientras los mongoles asediaban una isla fortaleza. [61] El trabajo de Hayton se destaca por sus errores evidentes y la amalgama de eventos, por lo que su relato de la muerte de Möngke podría ser una referencia confusa a las invasiones de Kublai Khan a Japón. [62]

Un mes después de la muerte de Möngke, su esposa más joven, Chubei, murió en las montañas Liupanshan. El hijo de Möngke, Asutai, llevó el cadáver a Burkhan Khaldun, [63] Mongolia, donde el difunto Khagan fue enterrado cerca de las tumbas de Genghis y Tolui.

La muerte de Möngke en 1259 condujo a la Guerra Civil Toluid de cuatro años entre sus dos hermanos menores, Kublai Khan y Ariq Böke. Aunque Kublai Khan finalmente ganó, la guerra de sucesión y la posterior guerra Kaidu-Kublai resultaron esencialmente en la división permanente del Imperio mongol. No fue hasta 1304, cuando todos los khans mongoles se sometieron al sucesor de Kublai, Temür Khan, que el mundo mongol volvió a reconocer a un único soberano supremo, aunque la autoridad de los últimos khans no descansaba sobre los mismos cimientos que los de Genghis Khan y su primeros tres sucesores. [64] [65]

Cuando Kublai Khan estableció la dinastía Yuan en China en 1271, Möngke Khan se colocó en el registro oficial de la dinastía como Xianzong (chino simplificado: 宪宗 chino tradicional: 憲宗 pinyin: Xiànzōng ).


Mongke Khan

Mongke Khan (nacido el 11 de enero de 1209 - fallecido el 11 de agosto de 1259) fue el cuarto gobernante del Imperio mongol y nieto de Genghis Khan a través de su hijo menor Tolui. Gobernó desde 1251 hasta su muerte en 1259. Su reinado se caracterizó por la expansión hacia el sur en China y el mundo musulmán.

Mongke era hijo del hijo menor de Genghis Khan, Tolui y Sorghaghtani. Conoció a Genghis Khan en su juventud y cazó junto a él. Durante el reinado de Ogedei, Mongke participó en la invasión mongola de Europa, que fue dirigida por Batu Khan y el general Subotai. El futuro sucesor de Ogedei, Guyuk, también participó en esta invasión. Ogedei murió en 1241 y fue sucedido por Guyuk en 1246, en contra de los deseos de Batu. Guyuk murió repentinamente en 1248 y fue sucedido por Mongke en 1251.

El acceso de Mongke al trono en 1251 fue una anomalía, porque el trono se había entregado previamente a la línea Ogodeid. Guyuk Khan había aceptado el trono con la condición de que el trono permaneciera dentro de su línea. Sin embargo, Mongke terminó como Khan debido a la influencia de la madre de Mongke, Sorghaghtani, y Batu Khan, el gobernante de la Horda Dorada. Compartió el imperio con Batu Khan, quien gobernó la Horda de Oro en gran parte de forma independiente, sin dejar de reconocer la soberanía de Mongke.

En 1256, Mongke envió a su hermano Hulagu con un gran ejército para conquistar el Medio Oriente. Hulagu destruyó la secta Ismaili en Persia, luego procedió a saquear Bagdad y ejecutar al Califa en 1258, destruyendo así el Califato Abasí. A esta acción se le atribuye el fin de la Edad de Oro islámica. Berke Khan, el primer gobernante musulmán mongol, llegó al poder en la Horda de Oro en 1257. Estaba indignado y envió una carta a Mongke quejándose de las acciones de Hulagu. Hulagu continuó hacia Syira, y estaba a punto de invadir Egipto cuando sus conquistas se estancaron por la repentina muerte de Mongke.

Mientras Hulagu invadía el mundo musulmán en Occidente, Mongke y Khubilai libraron una guerra en Oriente contra la dinastía Song en el sur de China, así como contra algunos reinos del sudeste asiático. Conquistaron el reino tailandés de Nan-Chao y gran parte de lo que hoy es Vietnam. En 1257, Mongke puso a su hermano Khubilai a cargo del norte de China, mientras que él mismo dirigió personalmente la invasión de la dinastía Song. Puso a su hermano menor Ariq Boke a cargo de Mongolia. En 1259, Mongke murió durante el asedio de la Fortaleza Diaoyu en lo que ahora es Chongqing. No dejó un sucesor designado claro. Posteriormente, el imperio se vio envuelto en una guerra civil entre Ariq Boke y Khubilai. Khubilai ganó, pero el imperio nunca volvió a alcanzar el nivel de unidad que tenía bajo Genghis, Ogedei y Mongke.

El cuerpo de Mongke fue enterrado cerca de las tumbas de Genghis Khan y Tolui en Burkhan Khaldun.

Una idea de la personalidad de Mongke nos llega a través del relato de Guillermo de Rubruck, un fraile francés que fue a Karakorum, la capital mongol, y conoció a Mongke. Rubruck habló con Mongke Khan y también representó a la fe católica en un debate religioso formal celebrado por Mongke. Rubruck afirma que ganó el debate. Está claro que Mongke se puso del lado de los monoteístas, es decir, de los musulmanes y cristianos. Se dice que Mongke le dijo a Rubruck: “Los mongoles creemos en un Dios, por quien vivimos y morimos. Así como Dios le dio diferentes dedos a la mano, también les ha dado diferentes formas a los hombres. A ustedes Dios les ha dado las Escrituras y ustedes los cristianos no las observan ”.

Mongke Khan introdujo muchas reformas administrativas y financieras en todo el imperio. Realizó un censo en todo el vasto imperio, desde el norte de China en el este hasta Afganistán, Georgia y Rusia en el oeste.


Monjes falsos y enviados falsos: vivir y mentir en la corte del Khan

Puede resultar algo sorprendente que el campamento de un khan mongol fuera un lugar bastante internacional para estar. Cuando el franciscano flamenco Guillermo de Rubruck llegó a la corte de Mongke Khan en 1253, encontró húngaros, alanos, rusos, georgianos y armenios, había caballeros griegos, clero chino, un enviado indio, un platero parisino, embajadores coreanos y nicenos, hijo de un inglés llamado Basil, cristiano de Damasco que representaba al sultán ayubí, y una mujer de Metz que había sido capturada en Hungría y desde entonces se había casado con un constructor ruso.

Muchos, como esta última pareja, por supuesto, no habían venido allí por elección propia, sino que habían sido arrebatados violentamente de sus vidas. Otros, sin embargo, habían ido allí por diferentes razones. Para el tipo de persona adecuado, la estepa asiática de los mongoles ofrecía una oportunidad para la auto-reinvención, aunque las consecuencias de un paso en falso podían ser graves (literalmente, si pisabas el umbral de la tienda del khan, te mataban). A pesar de estos riesgos, el informe de William sobre sus viajes nos da dos personajes & # 8211con hombres, en realidad & # 8211 que mintieron sobre sus identidades ante el gran khan mismo.

El Papa Inocencio IV envía dominicanos y franciscanos a los mongoles

Después de que los ejércitos mongoles abandonaron Europa Central en 1242, desataron una serie de fascinantes historias de viajes cuando los hombres hicieron el largo viaje hacia el este hasta la corte del khan y fueron esclavizados, convocados o enviados. En la última categoría había una sucesión de franciscanos y dominicanos en misiones que se ubicaban en algún lugar del espectro entre la religión y la diplomacia. Por ejemplo, fray Giovanni da Pian del Carpine comenzó su viaje en 1245 (con más de 60 años) para evaluar las intenciones de los mongoles hacia el papa Inocencio IV y amonestarlos por su violencia contra los cristianos, y de hecho llegó hasta sea ​​testigo de la crianza de un nuevo gran khan, Guyuk, nieto de Genghis, y reciba una carta amenazante para llevar a casa. Otros frailes también irían, aunque no tan lejos: Lorenzo de Portugal, Ascelin de Lombardía y André de Longjumeau. Y luego estaba William de Rubruck.

Fray William no fue enviado por el Papa. De hecho, en repetidas ocasiones afirmó que nadie lo había enviado, y hay buenas razones para creerle, sin embargo, su viaje estuvo vinculado a un hombre poderoso, al que se dirige en su informe escrito como (en la traducción) “Louis, por la gracia de Dios ilustre Rey de los franceses ”.

El rey Luis IX estaba de cruzada en Tierra Santa, y los mongoles ciertamente sabían de él. Habían estado en contacto, enviando enviados incluso cuando él se detuvo en Chipre al comienzo de su campaña, y también hubo hombres enviados por el otro lado, por supuesto. Siempre que los mongoles se encontraban con William, eso era exactamente lo que habrían asumido que era, un enviado oficial de Louis. Cuando un grupo le exigió algunos obsequios, como solían hacer, él se negó y lo llamaron impostor, falso enviado. Fue una acusación bastante seria, ya que los mongoles aparentemente mataron a esas personas siempre que pudieron encontrarlas. Entonces, ¿quiénes eran estos estafadores y qué querían?

Ascelin de Lombardía entrega una carta del Papa Inocencio IV a Baiju, el general mongol

William nunca conoció al primer hombre. Acaba de enterarse de su historia, la historia de un clérigo de Acre llamado Theodolus que apareció un día llamándose a sí mismo Raimond. “Raimond” aparentemente había viajado con el enviado del rey Luis en 1249 a los mongoles (André de Longjumeau), pero no tenemos ningún otro registro de que lo haya hecho. Tal vez simplemente se había unido a fray André en algún lugar del camino. Dondequiera que se uniera al fraile, no hizo todo el viaje con él, sino que permaneció en Persia, adquiriendo algunos instrumentos musicales (lamentablemente no especificados) y yendo después de que André regresara, al campamento de Mongke Khan (Guyuk había disfrutado bastante reinado corto). Allí, cantó una canción bastante extravagante de cartas del cielo y sumisión francesa.

Nuestro otro personaje es Sergio, el monje armenio, a quien William conoció en el campamento de Mongke. De hecho, el armenio realmente llegó a dominar su tiempo allí. La historia de Sergio es la de un ermitaño que vivía en el área de Jerusalén y que de repente había comenzado a experimentar visiones violentas de Dios. Con las dos primeras visiones, Sergio había recibido instrucciones de acudir al emperador de los mongoles, pero no lo había hecho. En el tercero, Dios claramente había perdido la paciencia y lo arrojó al suelo, amenazándolo de muerte si continuaba ignorando los mandamientos de Dios. Entonces, naturalmente, Sergio había ido al khan y, al igual que Raimond, había hecho promesas extravagantes de que si Mongke se volviera cristiano, "el mundo entero entraría en sujeción a él, y que los francos y el Gran Papa obedecerían". él." Sergio, el monje, estaba muy interesado en que William prometiera lo mismo. Sin embargo, en realidad no era un monje. Le dijo a William que había sido ordenado, pero William más tarde descubriría lo contrario. Sergio era un tejedor de telas analfabeto que se hacía una nueva vida entre los mongoles.

La promesa de Raimond no fue tan diferente de la que hizo Sergio, pero su historia sí lo fue. Inicialmente afirmó que había servido a un misterioso "cierto santo obispo", y que este obispo había recibido "una misiva escrita en letras de oro", enviada desde el cielo mismo. Raimond estaba trayendo esa misma carta del cielo a Mongke porque el khan "estaba destinado a convertirse en el amo del mundo entero". Todo eso le pareció muy bien a Mongke, pero ¿dónde estaba la carta? “Si hubieras traído la carta que vino del cielo y una carta de tu maestro, habrías sido bienvenido”, dijo.

Muy bienvenido, se supone. Pero, por supuesto, Raimond no lo tenía, y se fue con una vieja excusa: llevaba las cartas, pero, lamentablemente, se habían perdido “en el lomo de un caballo de carga rebelde que se había escapado a través de los bosques y sobre colinas ”, para no ser visto nunca más, obviamente. William señaló amablemente que estas cosas sucedieron y los viajeros debían tener cuidado de sujetar su caballo cuando no estaban en él.

Hasta ahora, los dos hombres tenían arcos narrativos bastante similares, pero sus historias estaban a punto de divergir. Mientras Sergio se hacía un hueco en el campamento del Khan, Raimond seguía cavando más profundo, seguro de que alguna recompensa estaba a unas pocas paladas. Mongke le preguntó en qué reino vivía y quién era este misterioso obispo, y Raimond le reveló que su maestro era el legado papal de la séptima cruzada, Odo de Chateauroux, y que su reino era el de los franceses. Y luego dijo que solo algunos musulmanes inconvenientes impedían que el rey francés enviara enviados y buscara la paz y la amistad. ¿Estaría Raimond entonces dispuesto a guiar una embajada a Louis y Odo? Pues sí, sí lo haría.

Sergio parece haber evitado una solicitud tan directa, lo cual es extraño. Había hecho promesas y propuestas similares en algunas ocasiones, pero se había quedado en el campamento de Mongke. ¿Qué estaba haciendo allí? No estaba haciendo amigos. De hecho, se estaba metiendo en todo tipo de problemas.

Guillermo de Rubruck & # 8217s ruta 1253-55

Durante los meses de William con el campamento itinerante de Mongke y en Karakorum, la capital de Mongolia, pasó bastante tiempo con Sergio, y los problemas serios con el armenio comenzaron a preocuparlo. Estaba su dependencia de los servicios de adivinación de lo que podría haber sido un geomante musulmán. Estaba su afirmación de que solo tomaba una comida a la semana, "masa cocinada con vinagre para que la bebiera", cuando en realidad comía con regularidad "almendras, uvas, ciruelas secas y & # 8230 otras frutas", que guardaba debajo del altar. . Y luego estaba su tendencia a hacer promesas imprudentes. Eso había surgido cuando se conocieron, cuando Sergio instó a William a seguir su ejemplo en la sumisión de los francos, pero eso no fue lo último. Cuando la esposa del khan estaba gravemente enferma y Mongke estaba buscando ayuda, Sergio dio un paso al frente y prometió curarla, incluso diciendo que el khan podría cortarle la cabeza si fallaba. Con la ayuda de William, aplicó vigilias de oración, agua bendita y una peculiar bebida de ruibarbo y, afortunadamente para Sergio, el paciente se recuperó y logró mantener la cabeza.

¿Y qué hizo con la cabeza? Participó en la vida religiosa del campamento del khan, atendiendo las necesidades de Mongke, haciendo las rondas de la familia real y recibiendo generosas porciones de bebida en el camino. También se comportó con notable beligerancia hacia los demás participantes en esa vida. En los escritos de William, se le ve lanzando insultos no provocados a los musulmanes, siendo incitado a golpear a la gente con un látigo e incluso reivindicando la responsabilidad de la muerte de un nestoriano de alto rango (un cristiano de la Iglesia de Oriente).

Ese último incidente podría ser más revelador del carácter y las intenciones de Sergio. La historia era que este nestoriano se había enfermado, escupiendo sangre, y sus amigos trajeron a alguien que William describe como un "adivino sarraceno", una elección interesante en sí misma. Este "adivino" les dijo que "un hombre delgado ... que no come ni bebe ni duerme en una cama está enojado con él", y todos de alguna manera identificaron inmediatamente esto como Sergio. Todos sabían que ese siniestro "hombre delgado" era el monje, y Sergio ni siquiera se molestó en negarlo, todo lo contrario. Cuando el hombre finalmente murió, después de que Sergio fue a visitarlo y pisoteó su cama, Sergio le dijo a William que no se preocupara: “Fui yo quien lo mató con mis oraciones. Él solo fue educado y se opuso a nosotros los demás son ignorantes. En el futuro, todos ellos, y Mongke Khan también, estarán a nuestros pies ”.

Sergio no era simplemente un hombre difícil propenso a la vanidad, la agresión y las promesas imprudentes. Es posible que estuviera tratando activamente de posicionarse como el principal líder religioso adjunto a la corte ambulante del khan, y esto no estaba tan lejos de su alcance como podría pensar. Durante la estadía de William, Mongke demostró estar abierto a diferentes posiciones religiosas, siempre y cuando demostraran su utilidad y aplicación en este mundo. Sergio, a pesar de su imprudencia, tenía como objetivo permanecer al lado del khan y lograr el poder permaneciendo espiritualmente útil.

Raimond, por otro lado, trajo demasiados objetivos a su estafa particular. Mongke Khan aceptó su oferta y envió a un embajador con él con un enorme arco que difícilmente podría ser retirado por dos hombres que trabajaban juntos. El arco estaba destinado a ser un mensaje para Louis. Si lo que dijo Raimond era cierto (Mongke no estaba del todo convencido de todo), entonces la reverencia debía ser entregada al rey francés como un gesto de amistad, de lo contrario, el embajador debía decirle a Louis que “con reverencias como esta disparamos lejos y golpeamos fuerte ”, un gesto deliciosamente intimidante, dadas las proporciones inusuales del arco.

Ni el embajador ni Raimond llegaron a su destino. Llegaron hasta el emperador de Nicea, pero el emperador no se dejó engañar por la historia de Raimond. Cuando no pudo presentar cartas que probaran su condición de embajador, el pueblo del emperador tomó todo lo que tenía Raimond y lo arrojó a la cárcel mientras el embajador mongol enfermó y murió. William escuchó lo que había sido de ellos por los asistentes del embajador. “Los conocí en [Erzurum]”, escribe, “en las fronteras de Turkia, y me contaron lo que le había sucedido a Theodolus [también conocido como Raimon]. Engañadores como este corren por todo el mundo, y cuando los [mongoles] logran atraparlos, los matan ".

Sin embargo, no atraparon a Sergio. Cuando William lo dejó, todavía estaba donde lo había encontrado el franciscano, un tejedor de telas analfabeto que interpretaba con éxito al hombre santo, y a veces al médico, en la corte de quizás el hombre más poderoso del mundo.

Devon Field

Fray Guillermo de Rubruck. La misión de fray Guillermo de Rubruck, traducido por Peter Jackson. La Sociedad Hakluyt, 1990.

Giovanni da Pian del Carpine. La historia de los mongoles: a quienes llamamos tártaros, traducido por Erik Hildinger. Libros de Branden, 1996.

Devon Field es un podcaster de historia con una maestría en Humanidades, que explora las narrativas de viajes y su lugar en eventos más importantes. Particularmente, está interesado en los períodos tardomedieval y temprano moderno y sus viajeros, figuras que pasaron entre mundos culturales y revelaron conexiones a veces sorprendentes. Puede escuchar más sobre William of Rubruck y otros como él (y a diferencia de él) en el podcast de Human Circus.


Cuando Mawdud visitó Damasco, nunca pensó que esta sería la última ciudad que visitaría. El 2 de octubre de 1113 después de salir de la mezquita, el asesino vestido de mendigo se acercó a él para pedirle limosna. De repente, el mendigo sacó una daga de su túnica, agarró el cinturón del manto de Mawdud y lo golpeó dos veces con su daga por encima del ombligo. Maududi murió unas horas después.

En 1152, Raymond II, señor de Trípoli, acababa de reconciliarse con su esposa Hodierna. Hodierna decidió visitar a sus familiares en Jerusalén. Raymond la escoltó durante algún tiempo y luego llevó su caballo de regreso a Trípoli. Justo antes de entrar en su ciudad, a las puertas de la ciudad, fue asesinado por los Asesinos. Fue su primer no musulmán.

Se cree que el motivo del asesinato de Raymond es su apoyo a los Caballeros Hospitalarios de su condado. Anteriormente, Knights Hospitaler mató a un pequeño grupo de negociadores ismaelitas de Siria que buscaban vivir en tierras cristianas y Alamut prometió venganza.


Dispensador mecánico de bebidas Mongke Khan & # x27s.

Los enviados a la corte de Mongke en Karakorum informaron del funcionamiento de un artilugio inusual en su palacio. Un gran árbol esculpido en plata y otros metales preciosos se elevó desde el centro de su patio y se cernió sobre su palacio, con las ramas del árbol extendiéndose hacia el interior del edificio y a lo largo de las vigas. Fruta plateada colgaba de las ramas y tenía cuatro serpientes doradas trenzadas alrededor del tronco. En la copa del árbol, se levantó un ángel triunfante, también fundido en plata, sosteniendo una trompeta a su lado. Una intrincada serie de tubos neumáticos dentro del árbol permitía a sirvientes invisibles soplar en ellos y manipularlos para producir lo que parecían ser actos de magia.

Cuando el kan quiso convocar bebidas para sus invitados, el ángel mecánico llevó la trompeta a sus labios y tocó el cuerno, con lo cual las bocas de las serpientes comenzaron a brotar una fuente de bebidas alcohólicas en grandes cuencos de plata dispuestos en la base del árbol. Cada tubo descargaba una bebida diferente: vino, negro Airak, vino de arroz y aguamiel. Las cuatro serpientes del Árbol de Plata de Karakorum simbolizaban las cuatro direcciones en las que se extendía el Imperio Mongol, al igual que las cuatro bebidas alcohólicas derivadas de cultivos de civilizaciones lejanas y exóticas: uvas, leche, arroz y miel.

Los árboles eran raros en la estepa, pero tenían un papel más importante en la patria y el origen de la familia mongol de Genghis Khan. En su historia oral, el primer antepasado que intentó unir a las tribus mongolas se había convertido en khan debajo de un árbol en la estepa de Khorkhonag, y fue en esta misma área donde Temujin y Jamuka habían prestado juramento como y como después de la batalla de Merkid. Todo el artilugio ofrecía un recordatorio espectacular y penetrante de los orígenes mongoles y de su misión de conquistar el mundo entero en las cuatro direcciones. Mongke aceptó la obligación de poner todo bajo el dominio del estado mongol que se erguía como un árbol enorme en el centro del universo. Mongke Khan tomó ese mando como el destino literal de su nación y como su responsabilidad de lograrlo.

Weatherford, Jack. `` Reinas en Guerra ''. Genghis Khan y la creación del mundo moderno. Nueva York: Crown, 2005. 170. Print.


Arquitectura [editar | editar fuente]

Fuente Silver Tree frente al Palacio Tumen Amugulang. Imaginación europea del siglo XVIII

En 1252–53, el explorador y misionero flamenco Guillermo de Rubruck vio a húngaros, rusos, alemanes y un orfebre parisino, Guillaume Boucher, en Karakorum. & # 9149 & # 93 Incluso oyó hablar de los mineros sajones en Zungaria. Los extranjeros, como una mujer de Lorena, dominaron la fabricación de los gers mongoles.

El modelo del Palacio Khan en Karakorum en el Museo Nacional de Historia de Mongolia en Ulaan-Baatar

En 1253, Möngke deportó 5,00 & # 91 Se necesita aclaración ]


El saqueo de los mongoles de Bagdad en 1258

El saqueo de Bagdad en 1258. (Imagen: Rashid-ad-Din & # 8217s Gami & # 8217 at-tawarih / Public domain)

La Edad de Oro islámica, desde el siglo VIII hasta mediados del siglo XIII, fue uno de los mayores períodos de florecimiento humano en conocimiento y progreso, con Bagdad como su punto focal. Un depósito verdaderamente global de conocimiento humano, esta capital imperial árabe-musulmana también dio la bienvenida, de hecho alentó, a académicos de todo el mundo conocido. A medida que su riqueza y fama crecieron, más y más eruditos e ingenieros fueron atraídos a la ciudad de todas las civilizaciones. Pero en enero de 1258, un vasto ejército mongol alcanzó el perímetro de la ciudad y exigió que el califa, al-Musta & # 8217sim, la autoridad espiritual nominal del mundo islámico, se rindiera.

Historia de Bagdad: la ciudad más grande del mundo

Si puedes imaginar las ondas de choque, si Londres arrasara hasta los cimientos mañana, estarías cerca del horror que estaba a punto de acompañar al saqueo de Bagdad en 1258.

Fundada 500 años antes, la población de Bagdad alcanzó el millón en un siglo, lo que la convierte en la ciudad más grande, próspera y célebre del mundo. Si uno piensa en Londres en 1897, el año en que la reina Victoria celebró su Jubileo de Oro, la ciudad inglesa en el Támesis era entonces la ciudad más grande e importante del mundo. En 1897, Londres era incomparable en el mundo, y ningún otro lugar se acercaba a igualar su poder e influencia. Fue la capital y el punto de apoyo del Imperio Británico.

Patio del Colegio de Educación Superior Mustansiriya en Bagdad, construido en 1227. Este es un símbolo de prosperidad en Bagdad durante la época medieval. (Imagen: Fotografía de Taisir Mahdi / Dominio público)

Si puedes imaginar las ondas de choque, si Londres arrasara hasta los cimientos mañana, estarías cerca del horror que estuvo a punto de acompañar al Saqueo de Bagdad en 1258.

Esta es una transcripción de la serie de videos Puntos de inflexión en la historia de Oriente Medio. Míralo ahora, Wondrium.

Un momento devastador en la historia de los musulmanes en el Medio Oriente

Para muchos historiadores, la llegada de los mongoles al corazón de la fe y el imperio musulmanes es el momento más devastador en la historia del Oriente Medio musulmán. Es fácil ver por qué, y difícil argumentar lo contrario, porque el Saqueo de Bagdad marcaría el final de la Edad de Oro islámica.

En lugar de someterse, el califa abasí desafió a los mongoles a que intentaran asaltar su ciudad, si se atrevían. El ejército nómada de Asia, dirigido por Hulagu Khan, uno de los nietos de Genghis Khan, sí se atrevió. Haciendo aquello por lo que son más famosos, los mongoles derrotaron a Bagdad. En 10 días de incesante violencia y destrucción, Bagdad y sus habitantes fueron total y completamente derrotados. Casi sin excepción, la población fue sometida a espada o vendida como esclava. El río Tigris se puso rojo —para citar una de las frases más citadas y exageradas de la historia— con la sangre de hombres, mujeres y niños sacrificados.

Después de esto, todos los edificios importantes de Bagdad, incluidas mezquitas, palacios y mercados, fueron completamente destruidos, entre ellos la mundialmente famosa Casa de la Sabiduría. Cientos de miles de manuscritos y libros invaluables fueron arrojados al río, obstruyendo la vía fluvial arterial con tantos textos, según testigos presenciales, que los soldados podían montar a caballo de un lado a otro. Por supuesto, el río cambió de rojo a negro con tinta.

¿Quiénes eran los mongoles?

El saqueo de Bagdad encaja, como una bisagra, casi exactamente en medio de dos fechas definitorias en la historia del Islam, desde la fundación de la fe en el año 622 hasta el final del último califato en 1924. Incluso para los estándares de El día, la destrucción fue impactante y los resultados duraderos, si no permanentes. El nombre de los mongoles durante este período de la historia era sinónimo de destrucción. ¿Quiénes eran y de dónde venían? ¿Hay alguna razón para pensar que eran más destructivos que otros pueblos en ese momento?

Los mongoles eran un pueblo nómada cuya movilidad les dio una gran ventaja sobre las civilizaciones centradas en las ciudades. (Imagen: Sayf al-Vâhidî. Hérât. Afganistán & # 8211 Bibliothèque nationale de France. Département des Manuscrits. Division orientale. Supplément persan 1113, fol. 49 / Public domain)

Los mongoles, un grupo étnico, originario del norte y centro de Asia, eran típicamente pueblos pastores, cuyo estilo de vida nómada los ponía inevitablemente en conflicto con poblaciones más asentadas. Probablemente el mejor ejemplo de cómo los pueblos asentados intentaron restringir su libre movimiento es la Gran Muralla China. El muro fue construido esencialmente para contener las incursiones de sus vecinos mongoles al norte.

Esta preferencia por el nomadismo sobre una existencia establecida es fundamental para la visión de los mongoles como especialmente destructiva. Como dijo un escritor, mientras los musulmanes construían ciudades, Bagdad y El Cairo, por ejemplo, los mongoles las destruían. ¿Significa esto que los mongoles eran intrínsecamente más despiadados o violentos que los musulmanes o los cristianos cruzados? No necesariamente. Más bien, muestra que su prioridad, en términos de conquista, era la tierra, el pastoreo, incluso el espacio, más que las ciudades y el confinamiento.

Como dijo un escritor, mientras los musulmanes construían ciudades, Bagdad y El Cairo, por ejemplo, los mongoles las destruían.

Una cosa que surgió de la falta de interés de los mongoles en apoderarse de las ciudades fue su mayor movilidad. Vivir a menudo a base de leche de yegua, o sangre, si las yeguas no estaban lactando, la costumbre mongol significaba que nunca lavaban la ropa. Esto, junto con una dieta rica en grasas, tanto leche como carne, sin duda explicaba la reputación de los mongoles como un enemigo muy maloliente y aterrador.

Los feroces guerreros mongoles

Reconstrucción de un guerrero mongol. (Imagen: William Cho & # 8211 Genghis Khan: The Exhibition / Public domain)

Los cronistas contemporáneos nos dicen que los guerreros mongoles se sentían más cómodos en la silla, literalmente, al parecer. Si tuvieran que moverse más de cien metros, más o menos, se montarían en un caballo y montarían. Además, todos los guerreros poseían numerosas monturas, lo que les permitía cubrir distancias más grandes que la caballería más tradicional que se encuentra en el Cercano Oriente y Europa. Mientras cabalgaban livianos hacia la batalla, los mongoles usaban bueyes con arneses para llevar sus posesiones más pesadas y engorrosas de un lugar a otro.

Una faceta importante de la forma de guerra y conquista de los mongoles fue su uso del terror como táctica. El golpeteo de ollas de metal y el repique de campanas era la forma habitual de anunciar el comienzo de una batalla. Esto creó tal estruendo que a los defensores de una ciudad sitiada les resultaría casi imposible escuchar las órdenes de sus oficiales.

Siempre que entraban en un nuevo territorio, los mongoles ofrecían a los gobernantes locales la oportunidad de rendirse. Pero en el lenguaje de muchos vendedores, esta fue una oferta única. Para aquellos lo suficientemente tontos como para no rendirse inmediatamente, la conquista y destrucción sin cuartel sería su suerte, y la gente de Bagdad lo sabía.

Preparando el escenario para la catástrofe antes del saqueo de Bagdad

En 1206, solo 52 años antes del Saqueo de Bagdad, el legendario Genghis Khan formó y dirigió el Imperio Mongol. Khan es originalmente una palabra mongol que significa líder militar, o soberano, un rey, en inglés. Ser aceptado como el Gran Khan elevó a Gengis al estado de emperador. Sus nietos ahora gobernaban el Imperio de Mongolia. Además de Hulagu Khan, que dirigió el ataque contra Bagdad, estaban Kublai Khan, conquistador de China, y Mongke Khan, que se convirtió en el Gran Khan y envió a su hermano Hulagu a Bagdad.

Hulagu Khan dirigiendo a su ejército a la batalla. (Imagen: Sayf al-Vâhidî. Hérât. Afganistán & # 8211 Bibliothèque nationale de France. Département des Manuscrits. Division orientale. Supplément persan 1113, fol. 177 / Public domain)

Hulagu marchó a la cabeza de quizás el ejército mongol más grande jamás reunido, que consta de hasta 150.000 soldados, con Bagdad como uno de los varios objetivos de esta misión. Primero, se le dijo a Hulagu que sometiera el sur de Irán, lo que hizo. A continuación, debía destruir a los infames Asesinos.

Una secta separatista Nizari-Ismaili-Shia, fundada en el siglo XI, los Asesinos habían alcanzado la infamia por los asesinatos políticos —de ahí el término que usamos hoy— llevados a cabo por algunos de ellos. Aunque se sabía que los Asesinos tenían su base en el castillo de Alamut en el noroeste de Irán, muchos de sus adversarios pensaban que de alguna manera eran invencibles debido al sigilo que solían emplear. Hulagu Khan demostró que este no era el caso. Después de destruir a los Asesinos y su castillo fortaleza en Alamut, Bagdad fue la siguiente parada en su lista.

La mayoría de los hombres de Hulagu Khan eran guerreros mongoles, pero la fuerza también contenía cristianos, incluidos soldados dirigidos por el rey de Armenia, cruzados francos del Principado de Antioquía y georgianos.

La mayoría de los hombres de Hulagu Khan eran guerreros mongoles, pero la fuerza también contenía cristianos, incluidos soldados dirigidos por el rey de Armenia, cruzados francos del Principado de Antioquía y georgianos. También había soldados musulmanes de varias tribus turcas y persas, y 1.000 ingenieros chinos, especialistas en artillería, que siempre estaban en demanda cuando surgía la necesidad de reducir los muros a escombros.

El califato abasí

Los abasíes, el tercer califato islámico que gobierna el Oriente Medio musulmán desde la muerte de Mahoma, habían llegado al poder en 750, después de derrocar a sus rivales, los omeyas con sede en Damasco. Tomando su nombre de uno de los tíos de Muhammad, Abbas, los Abbasids rápidamente tomaron el control de casi todas las tierras omeyas, y así se encontraron gobernando un enorme imperio que cubría la Península Arábiga, África del Norte, el Levante, Siria, Irak, Persia y más allá. al Afganistán moderno.

Un nuevo califato abasí merecía una nueva capital, que establecieron en Bagdad, en 762, e inmediatamente la convirtieron en una ciudad imperial digna de su grandeza.

Un nuevo califato abasí merecía una nueva capital, que establecieron en Bagdad, en 762, e inmediatamente la convirtieron en una ciudad imperial digna de su grandeza. En un par de generaciones, Bagdad había atraído a algunos de los más grandes académicos del mundo. Junto a la erudición y las tradiciones culturales persas, y la autoridad árabe, se veían personas de otras partes de Asia, Europa y África. Numerosos judíos y cristianos también realizaron estudios allí.

Bagdad: una ciudad de aprendizaje

Entre las innumerables bibliotecas y otros centros de aprendizaje de la antigua Bagdad, la mayor de todas fue fundada por los primeros califas abasíes. Llamado Bayt al-Hikma, o Casa de la Sabiduría, este era el lugar al que los mejores eruditos y profesores aspiraban a llegar, no solo a los musulmanes del mundo islámico. Imagínese, si lo desea, todas las universidades de la Ivy League de Estados Unidos en una sola, agregue a ellas el poder científico y tecnológico de Carnegie Mellon, MIT, Stanford y Berkley, luego agregue Oxford y Cambridge a la mezcla, y las mejores universidades no inglesas del mundo. universidades parlantes. Se acerca a lo que era la Casa de la Sabiduría, excepto que fue aún más influyente.

Imagínese si todas las universidades de la Ivy League de EE. UU. Reunidas en una agreguen a ellas el poder científico y tecnológico de Carnegie Mellon, MIT, Stanford y Berkley, luego agregue Oxford y Cambridge a la mezcla, y las mejores del mundo que no hablan inglés universidades. Se acerca a lo que era la Casa de la Sabiduría, excepto que fue aún más influyente.

Había dos lados distintos de la erudición en Bagdad. Uno fue el trabajo de traducción, con textos de India, Persia y Grecia reunidos en grandes cantidades. Los textos originalmente compuestos en persa, sánscrito, griego, siríaco y chino se tradujeron con entusiasmo al árabe. Sin embargo, combinado con este extenso trabajo de traducción, hubo una gran cantidad de erudición original, financiada y alentada por los califas. Se cubrieron las artes y las ciencias por igual, de modo que se lograron avances en casi todas las materias imaginables, incluidas las matemáticas, la medicina, la astronomía, la física, la cartografía, la zoología y la poesía.

Un califa de voluntad débil en la Bagdad del siglo XIII

En el año 1242, al-Musta & # 8217sim se convirtió en el 37º califa de la línea abasí. Los días de gloria de Bagdad quedaron atrás. En esta etapa, los califas abasíes eran en gran parte testaferros, apoyados por fuerzas externas. Si eran importantes, lo era como herederos de la ortodoxia islámica y como faros de grandeza cultural, pero no como un poder político a obedecer ni a una fuerza militar a temer. De hecho, los abasíes ya tenían la costumbre de pagar un tributo anual a los mongoles. A pesar de esto, la ciudad seguía siendo grande y próspera.

Un personaje de voluntad débil, incluso disoluto, al-Musta & # 8217sim era más feliz saliendo con músicos y bebiendo vino de lo que estaba gobernando ...

Por desgracia para Bagdad, la corte de la historia no considera al califa como el más grande de su línea. Un personaje de voluntad débil, incluso disoluto, al-Musta & # 8217sim era más feliz pasando el rato con músicos y bebiendo vino que gobernando un imperio ya debilitado. En 1251, los abasíes enviaron una delegación para rendir homenaje por la coronación del hermano de Hulagu, Mongke, cuando se convirtió en el Gran Khan, pero esto ya no se consideró suficiente.

Los mongoles exigen la presentación del califa abasí al-Mustasim

Mongke Khan recibe audiencia en Karakorum. (Imagen: Abdullâh Sultân (atelier). Shîrâz & # 8211 Bibliothèque nationale de France. Département des Manuscrits. Division orientale. Supplément persan 206, fol. 101 / Public domain)

Mongke insistió en que el califa abasí al-Musta & # 8217sim viniera en persona a Karakorum, la capital del siglo XIII del Imperio mongol, en el norte de la actual Mongolia, para someterse por completo al dominio mongol. El califa al-Musta & # 8217sim se negó a hacerlo. Se estableció el enfrentamiento final entre los mongoles y los abasíes. Con la horda de los mongoles marchando sobre Bagdad, un enfrentamiento era inevitable, aunque este no sería el primer encuentro entre los abasíes y los mongoles.

En el pasado reciente, los abasíes habían logrado un par de victorias militares a pequeña escala contra las fuerzas mongolas, sin embargo, estas pronto fueron anuladas y no formaban parte de ninguna tendencia de un imperio abasí resurgente militarmente. Sus días de gloria marcial habían quedado atrás. Añadiendo más leña al fuego, se dice que al-Musta & # 8217sim ha despreciado a los musulmanes chiítas mediante varios actos y decretos. Debería haberlo sabido mejor, ya que su gran visir, o asesor principal, era él mismo un musulmán chií. Se dice que este visir se puso del lado de los mongoles, alentando a que tomaran el control de la ciudad, quizás imaginando que un agradecido Hulagu le otorgaría el control de Bagdad. Si esto es lo que pensaba, no sabía nada sobre Hulagu.

Una decisión difícil para que el califa se rindiera a los mongoles

El califa se enfrentó a la elección entre rendirse ante el líder mongol y presumiblemente salvar su ciudad, o construir su ejército y salir al encuentro de los guerreros invasores en combate. Probablemente nunca se le pasó por la cabeza al califa que probablemente debería rendirse en lugar de enviar amenazas a Hulagu. Al-Musta & # 8217sim descubrió una tercera opción: no hacer nada.

Bagdad fue rodeada, y al-Musta & # 8217sim se dio cuenta demasiado tarde de que el ejército mongol era mucho más grande y más fuerte de lo que le habían dicho. El resto del mundo musulmán tampoco estaba a punto de correr a su rescate. El asedio de Bagdad comenzó el 29 de enero de 1258. Los mongoles rápidamente construyeron una empalizada y una zanja y trajeron máquinas de asedio, como arietes cubiertos que protegían a sus hombres de los defensores, flechas y otros misiles, y catapultas para atacar las murallas de la ciudad. . En esta etapa, al-Musta & # 8217sim hizo un último intento de negociar con Hulagu y fue rechazado. Al-Musta & # 8217sim se rindió Bagdad a Hulagu cinco días después, el 10 de febrero. Además de la angustia de los que estaban dentro de la ciudad, Hulagu y su horda no hicieron ningún intento de entrar en la ciudad durante tres días.

Un rayo de compasión por los cristianos de Bagdad

Sacerdotes nestorianos el Domingo de Ramos. El nestorianismo fue una forma de cristianismo que tuvo un éxito significativo en Asia. La madre y esposa favorita de Hulagu eran nestorianos. (Imagen: Exposición en el Museo Etnológico, Berlín, Alemania. Fotografía de Daderot / Dominio público)

Más tarde en la vida, Hulagu se convirtió en budista. En este momento, sin embargo, el único signo de compasión que mostró fue hacia la comunidad cristiana nestoriana de Bagdad. El nestorianismo era una forma de cristianismo que las autoridades eclesiásticas habían declarado herético en el siglo quinto. Hizo hincapié en que los aspectos divino y humano de la naturaleza de Jesús estaban separados. Muchos nestorianos se habían mudado a Persia, donde habían vivido desde entonces. Hulagu, al entrar en Bagdad, les dijo a los nestorianos que se encerraran en su iglesia y les ordenó a sus hombres que no los tocaran. ¿Cuál fue el motivo de este acto de bondad antes del baño de sangre que iba a seguir? Simplemente que la madre de Hulagu y su esposa favorita eran cristianos nestorianos.

Los mongoles ejecutan a notables de Bagdad

Aproximadamente 3.000 de los notables de Bagdad, incluidos funcionarios, miembros de la familia Abbasid y el propio califa, pidieron clemencia. Pero los 3.000 fueron ejecutados sin escrúpulos ...

Con los nestorianos a salvo, Hulagu permitió a su ejército una semana sin restricciones de violaciones, saqueos y asesinatos para celebrar su victoria. Aproximadamente 3.000 de los notables de Bagdad, incluidos funcionarios, miembros de la familia Abbasid y el propio califa, pidieron clemencia. Pero los 3.000 fueron ejecutados sin escrúpulos todos, es decir, excepto el califa. Estuvo prisionero un poco más de tiempo, tal vez en parte para poder ver el alcance total de lo que sucedió en su capital.

Las estimaciones del número de muertos oscilan entre 90.000 en el extremo más bajo y un millón en el otro. Aparte de ser un número convenientemente redondo, la población de Bagdad era de alrededor de un millón, y el registro histórico nos dice que no todos murieron. Cualquiera que sea el número real, incluía al ejército que se había atrevido a resistir el avance de Hulagu y a los civiles, que no tenían otra opción. Hombres, mujeres y niños hasta bebés en armas fueron pasados ​​por la espada o asesinados a palos. Se mostró poca misericordia a menos que se tratara de una muerte rápida en lugar de prolongada.

Muerte de un califa

Según la leyenda, Hulagu encerró al Califa en su propio tesoro, rodeado de su riqueza, y lo dejó solo para morir de hambre. (Imagen: Maître de la Mazarine / Dominio público)

El califa al-Musta & # 8217sim se vio obligado a presenciar estos asesinatos y el saqueo de su tesoro y palacios.Hulagu se burló de él diciendo que, con tanto oro y tantas joyas, le habría ido mejor gastando algunas de estas riquezas en construir un ejército más grande. En cuanto a cómo el califa llegó a su fin, un relato dice que fue encerrado en su tesoro, rodeado de su riqueza y dejado solo para morir de hambre. Por muy colorido que sea este relato, no parece probable, dado el saqueo generalizado que tuvo lugar, ni tampoco está corroborado por ninguna fuente.

Un relato más plausible, según lo informado por varios cronistas, dice así: Hulagu había sido advertido por sus astrónomos de que la sangre real no debería derramarse sobre la tierra. Si lo fuera, la tierra lo rechazaría y seguirían terremotos y destrucción natural. Si consideramos su historial, uno podría pensar que Hulagu no es un hombre especialmente cauteloso. Sin embargo, en este caso, trazó el camino más seguro. El califa fue envuelto en alfombras, que recogerían la sangre derramada, y luego fue pisoteado hasta la muerte por su caballería. Por primera vez desde la muerte de Mahoma, 636 años antes, el Islam no tenía un califa cuyo nombre pudiera citarse en las oraciones del viernes.

Destrucción de la ciudad de Bagdad

Si está buscando un ejemplo de una ciudad arrasada, Bagdad en 1258 sería una buena opción.

Aparte de las bajas humanas, estaba la destrucción de la propia ciudad de 500 años. Se prendieron fuego de modo que el aroma fragante de sándalo y otros aromáticos se percibiera hasta a 30 millas de distancia. Si está buscando un ejemplo de una ciudad arrasada, Bagdad en 1258 sería una buena opción. Después de una semana, Hulagu ordenó a su campamento que abandonara la ciudad y se movió contra el viento, lejos del hedor de los cadáveres en descomposición.

Hulagu dejó Bagdad como una ciudad destruida y despoblada. Incluso si los que quedaron con vida hubieran querido reconstruir, carecían de los números, los recursos y las habilidades para hacerlo. La muerte y la destrucción fueron tales que pasaría más de una década antes de que alguien de Bagdad realizara el hajj peregrinación a la Meca. Al atacar Bagdad, Hulagu también destruyó la red de canales que irrigaban las tierras cultivables de los alrededores. El hambre y la peste siguieron a la horda mongola a Bagdad como a cualquier otro lugar. Sus tácticas de tierra arrasada hacen que sea fácil ver por qué a menudo se les etiqueta con la reputación de ser los más destructivos de todos los grandes imperios.

Preguntas frecuentes sobre el saqueo de Bagdad

Los mongoles saquearon Bagdad porque el califa Al-Musta & # 8217sim se negó a capitular ante los términos de sumisión de Mongke Khan y el uso del ejército de Al-Musta & # 8217sim & # 8217 para apoyar a las fuerzas que luchan en Persia.

Esta historia más común es que Al-Musta & # 8217sim fue envuelto en alfombras y pisoteado hasta la muerte para no derramar sangre, que los supersticiosos mongoles creían que causaría un terremoto.

Los hombres de Hulagu y # 8217 incendiaron la Biblioteca de Bagdad, así como muchos otros lugares notables.

El nieto de Genghis Khan, Berke, fue uno de los primeros gobernantes mongoles en convertirse al Islam, y se debió en gran parte a los esfuerzos de Saif ud-Din Dervish. Otros mongoles se convirtieron por influencia de sus esposas.


Una audiencia con Mongke Khan - Historia

En ese momento, ocurrió un incidente que Hulagu no esperaba. Antes de llegar a Damasco, Hulagu recibió la noticia de la muerte de Mongke Khan, el khagan del estado de los tártaros. Por supuesto, fue una gran crisis. Gobernaba un estado de amplio alcance que se expandió en un tiempo récord, y cualquier problema en la regla podría amenazar con romper este vasto estado. Por otro lado, Hulagu fue uno de los candidatos para gobernar el estado de los tártaros, como hermano de Mongke Khan y nieto de Genghis Khan, y logró para los tártaros grandes victorias y conquistas asombrosas. Se enorgullecía de haber sido el primero en derrocar al califato islámico a lo largo de la historia. Todo esto hizo que Hulagu calificara para ser el primer candidato en gobernar todo el estado de los tártaros, en lugar de gobernar solo la región del Medio Oriente.

Por ello, una vez que Hulagu recibió la noticia de la muerte de Mongke Khan, decidió dejar su ejército y regresar apresuradamente a Karakorum, la capital de Mongolia, para participar en la elección del sucesor de Mongke Khan. Designó al mando a Kitbuqa, su mayor líder mongol, que era, como hemos mencionado anteriormente, uno de los tártaros cristianos.

En su camino, y cuando llegó al enclave de Persia, Hulagu recibió a los mensajeros que venían de Karakorum diciéndole que su hermano Kublai Khan había sido elegido como el nuevo Khagan tártaro. Aunque el sueño de Hulagu fue derribado, ya que la elección se opuso a sus expectativas, así como a los principios de gobierno estipulados por Genghis Khan, lo aceptó tranquilamente, y prefirió quedarse en Medio Oriente, dado que había visto sus enormes recursos. Pero no volvió a Shaam una vez más. Fue a Tabriz (actualmente en Irán) y lo convirtió en el principal centro de administración de todas esas vastas posesiones.

Independientemente de su inexpugnabilidad y atmósfera moderada, estaba en medio de todos los grandes territorios bajo la soberanía de Hulagu. Su soberanía se extendía desde los territorios de Khwarezm incluyendo Kazajstán, Turkmenistán, Uzbekistán, Afganistán y Pakistán, pasando por los enclaves de Persia y Azerbaiyán, terminando con Irak, Turquía y Shaam. Tampoco regresó a Shaam una vez más porque solo quedaban pequeñas partes, en las que no había grandes ciudades, especialmente después de haber recibido la noticia del vuelo de An-Naasir Yoosuf y su ejército hacia el sur a Palestina, dejando a Damasco desprotegida. Pero Hulagu envió un mensaje importante a Kitbuqa, en el que puso un fuerte énfasis en la necesidad de arrestar al miserable y rebelde, An-Naasir Yoosuf Al-Ayyoobi.


Ver el vídeo: In Praise of Genghis Khan - Mongolian Traditional Song