Kirguistán Historia - Historia

Kirguistán Historia - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Según hallazgos recientes de historiadores kirguís y chinos, la historia de Kirguistán se remonta al 201 a. C. Los primeros descendientes del pueblo kirguís, que se cree que son de ascendencia turca, vivieron en la parte noreste de lo que actualmente es Mongolia. Posteriormente, algunas de sus tribus emigraron a la región que actualmente es el sur de Siberia y se asentaron a lo largo del río Yenisey, donde vivieron desde los siglos VI hasta el VIII. Se extendieron por lo que ahora es la región de Tuva de la Federación de Rusia, permaneciendo en esa área hasta el surgimiento del Imperio mongol en el siglo XIII, cuando los kirguises comenzaron a migrar hacia el sur. En el siglo XII, el Islam se convirtió en la religión predominante en la región. La mayoría de los kirguises son musulmanes sunitas de la escuela Hanafi.

Durante los siglos XV-XVI, el pueblo kirguiso se instaló en el territorio actualmente conocido como República Kirguisa. A principios del siglo XIX, el territorio sur de la República Kirguisa quedó bajo el control del kanato de Kokand, y el territorio se incorporó formalmente al Imperio ruso en 1876. La toma de posesión rusa instigó numerosas revueltas contra la autoridad zarista, y muchos kirguís optaron por para trasladarse a las montañas de Pamir o a Afganistán. La represión de la rebelión de 1916 en Asia Central provocó que muchos kirguisos emigraran a China.

El poder soviético se estableció inicialmente en la región en 1918, y en 1924, se creó el Óblast Autónomo de Kara-Kirguistán dentro de la República Federal Socialista de Rusia. (El término Kara-Kirguistán fue utilizado hasta mediados de la década de 1920 por los rusos para distinguirlos de los kazajos, a quienes también se les conocía como kirguís.) En 1926, se convirtió en la República Socialista Soviética Autónoma de Kirguistán. El 5 de diciembre de 1936, la República Socialista Soviética de Kirguistán (RSS) se estableció como una República de la Unión de la U.R.S.S.

Durante la década de 1920, la República Kirguisa experimentó un cambio cultural, educativo y social considerable. El desarrollo económico y social también fue notable. Aumentó la alfabetización y se introdujo un lenguaje literario estándar. El idioma kirguís pertenece al grupo de idiomas turco del sur. En 1924, se introdujo un alfabeto kirguís de base árabe, que fue reemplazado por la escritura latina en 1928. En 1941 se adoptó la escritura cirílica. Muchos aspectos de la cultura nacional kirguisa se conservaron a pesar de la represión de la actividad nacionalista bajo Joseph Stalin, quien controló la Unión Soviética desde finales de la década de 1920 hasta 1953.

Los primeros años de la glasnost a fines de la década de 1980 tuvieron poco efecto en el clima político en la República Kirguisa. Sin embargo, a la prensa de la república se le permitió adoptar una postura más liberal y establecer una nueva publicación, Literaturny Kirghizstan, de la Unión de Escritores. Se prohibieron los grupos políticos no oficiales, pero se permitió que funcionaran varios grupos que surgieron en 1989 para hacer frente a una aguda crisis de vivienda.

En junio de 1990, surgieron tensiones étnicas entre uzbecos y kirguís en una zona del Óblast de Osh, donde los uzbekos constituyen la mayoría de la población. Siguieron enfrentamientos violentos y se introdujeron el estado de emergencia y el toque de queda. El orden no se restableció hasta agosto de 1990.

A principios de la década de 1990 se produjeron cambios apreciables en la República Kirguisa. El Movimiento Democrático de Kirguistán (KDM) se había convertido en una fuerza política significativa con apoyo en el parlamento. En una victoria inesperada, Askar Akayev, presidente de la Academia de Ciencias de Kirguistán, fue elegido presidente en octubre de 1990. En enero siguiente, Akayev introdujo nuevas estructuras gubernamentales y nombró un nuevo gobierno compuesto principalmente por políticos más jóvenes y reformistas. En diciembre de 1990, el Soviet Supremo votó para cambiar el nombre de la república a República de Kirguistán. (En 1993, se convirtió en República Kirguisa.) En febrero de 1991, el nombre de la capital, Frunze, se cambió de nuevo a su nombre prerrevolucionario: Bishkek.

A pesar de estos movimientos hacia la independencia, las realidades económicas parecían ir en contra de la secesión de la U.R.S.S.En un referéndum sobre la preservación de la U.R.S.S.en marzo de 1991, el 88,7% de los votantes aprobaron una propuesta para retener a la U.R.S.S. como una "federación renovada".

El 19 de agosto de 1991, cuando el Comité Estatal para el Estado de Emergencia (SCSE) asumió el poder en Moscú, hubo un intento de deponer a Akayev en Kirguistán. Después del colapso del golpe de la semana siguiente, Akayev y el vicepresidente German Kuznetsov anunciaron su renuncia al Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), y todo el politburó y la secretaría renunciaron. Esto fue seguido por el voto del Soviet Supremo que declaró la independencia de la U.R.S.S. el 31 de agosto de 1991. El kirguís fue anunciado como idioma estatal en septiembre de 1991 (en diciembre de 2001, mediante una enmienda constitucional, se le dio estatus oficial al idioma ruso).

En octubre de 1991, Akayev se postuló sin oposición y fue elegido presidente de la nueva república independiente por votación directa, recibiendo el 95% de los votos emitidos. Junto con los representantes de otras siete repúblicas, firmó el Tratado de la Nueva Comunidad Económica ese mismo mes. El 21 de diciembre de 1991, la República Kirguisa ingresó formalmente en la nueva Comunidad de Estados Independientes (CEI).

En 1993, las acusaciones de corrupción contra los socios políticos más cercanos de Akayev se convirtieron en un gran escándalo. Uno de los acusados ​​de irregularidades fue el primer ministro Chyngyshev, que fue despedido por razones éticas en diciembre. Tras la destitución de Chyngyshev, Akayev destituyó al gobierno y pidió al último primer ministro comunista, Apas Djumagulov, que formara uno nuevo. En enero de 1994, Akayev inició un referéndum pidiendo un mandato renovado para completar su mandato. Recibió el 96,2% de los votos.

El parlamento aprobó una nueva constitución en mayo de 1993. En 1994, sin embargo, el parlamento no logró producir quórum para su última sesión programada antes de la expiración de su mandato en febrero de 1995. El presidente Akayev fue ampliamente acusado de haber manipulado un boicot por la mayoría de los parlamentarios. Akayev, a su vez, afirmó que los comunistas habían provocado una crisis política al impedir que la legislatura cumpliera su papel. Akayev programó un referéndum en octubre de 1994, aprobado abrumadoramente por los votantes, que propuso dos enmiendas a la constitución: una que permitiría enmendar la constitución mediante un referéndum y la otra crearía un nuevo parlamento bicameral llamado Jogorku Kenesh.

Las elecciones para las dos cámaras legislativas, una asamblea a tiempo completo de 35 escaños y una asamblea a tiempo parcial de 70 escaños, se llevaron a cabo en febrero de 1995 después de campañas consideradas notablemente libres y abiertas por la mayoría de los observadores internacionales, aunque los procedimientos el día de las elecciones se vieron empañados por irregularidades generalizadas. Los candidatos independientes ganaron la mayoría de los escaños, lo que sugiere que las personalidades prevalecieron sobre las ideologías. El nuevo parlamento convocó su sesión inicial en marzo de 1995. Uno de sus primeros asuntos fue la aprobación del lenguaje constitucional preciso sobre el papel de la legislatura.

El 24 de diciembre de 1995, el presidente Akayev fue reelegido para otro mandato de 5 años con un amplio apoyo (75% de los votos) sobre dos candidatos opuestos. El presidente Akayev utilizó recursos gubernamentales y medios de comunicación estatales para llevar a cabo su campaña. Se dio de baja a tres (de seis) candidatos poco antes de las elecciones.

Un referéndum de febrero de 1996, en violación de la constitución y la ley sobre referéndums, enmendó la constitución para darle más poder al presidente Akayev. Aunque los cambios le dieron al presidente el poder de disolver el parlamento, también definieron más claramente los poderes del parlamento. Desde entonces, el parlamento ha demostrado una independencia real del poder ejecutivo.

Un referéndum de octubre de 1998 aprobó cambios constitucionales, incluido el aumento del número de diputados en la cámara baja, la reducción del número de diputados en la cámara alta, la disposición de que el 25% de los diputados de la cámara baja sean elegidos por listas de partidos, la revocación de la inmunidad parlamentaria, la introducción de propiedad privada, prohibiendo la adopción de leyes que restrinjan la libertad de expresión y los medios de comunicación, y reformando el presupuesto estatal.

Se llevaron a cabo dos rondas de elecciones parlamentarias el 20 de febrero de 2000 y el 12 de marzo de 2000. Con el pleno respaldo de los Estados Unidos, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) informó que las elecciones no cumplieron con los compromisos de libertad y elecciones justas y, por tanto, no eran válidas. Los procedimientos judiciales cuestionables contra candidatos y partidos de la oposición limitaron la elección de candidatos disponibles para los votantes kirguisos, mientras que los medios controlados por el estado solo informaron favorablemente sobre los candidatos oficiales. Los funcionarios del gobierno presionaron a los medios de comunicación independientes que favorecían a la oposición. La elección presidencial que siguió a finales de 2000 también estuvo marcada por irregularidades y no fue declarada libre y justa por los observadores internacionales.